Ya es ley la eliminación del trámite de “fe de vida” para jubilados y pensionados

El proyecto ya había tenido media sanción en el Senado en abril y esta madrugada se aprobó en la Cámara baja. El beneficio afecta a unos 4 millones de personas.

La Cámara de Diputados convirtió en ley un proyecto que elimina el trámite de actualización de “fe de vida” que deben presentar jubilados y pensionados que integran el Sistema Integrado Previsional Argentino y de Pensiones No Contributivas para el cobro de sus haberes mensuales.

La iniciativa fue aprobada por 170 a 3 votos esta madrugada en una votación a libro cerrado donde se sancionaron otros proyectos referidos a acuerdos internacionales, entre otros dictámenes, en el último tramo de una sesión que se extendió por más de trece horas. El proyecto para modificar la ley 26.704 ya había sido aprobado por el Senado el pasado 13 de abril.

De esta manera “queda sin efecto toda demostración de subsistencia a cargo del beneficiario o beneficiaria como condición para el cobro de sus haberes y demás beneficios previsionales”, de acuerdo a lo expresado en la normativa.

Además, “en ningún caso podrán requerirse trámites adicionales a cargo del beneficiario y/o apoderado de la prestación” jubilatoria “más allá de las verificaciones realizadas al momento del cobro presencial que eventualmente se realice”.

En agosto

Actualmente, de los aproximadamente 7,3 millones de jubilados y pensionados del sistema previsional, más de 3,2 millones no deben presentar su fe de vida a partir de acuerdos entre el Estado y algunas entidades bancarias, en su mayoría, del sector público. Con la actual sanción, se elimina la obligatoriedad para todos.

La medida empezará a regir cuando salga la oficialización en el Boletín Oficial, por lo que el trámite se mantendrá vigente hasta dentro de unas semanas. De esta manera, se estima que en agosto ningún titular de Anses deberá hacer el trámite.

Certificado de supervivencia

La llamada “fe de vida” era -en realidad continúa siendo hasta que se oficialice- un trámite que los jubilados debían realizar periódicamente para que Anses certifique la supervivencia del jubilado o pensionado, y si no se cumplía en el plazo establecido el banco bloqueaba el pago del haber.

Las formas más comunes para realizar dicho trámite consistían en cobrar la jubilación o pensión de manera directa por ventanilla en el banco, realizar una compra con la tarjeta de débito o crédito asociada a la cuenta bancaria, poner la huella digital en los tótems de AnsesS que están en las sucursales bancarias o a través de una Terminal de Autoconsulta biométrica ubicada en las oficinas de Anses. (DIB)