Unos 35 cooperativistas locales, dados de baja de Potenciar Trabajo y otros programas

Lo confirmó la dirigente social Karina Heim, a cargo de la coordinación de varios dichos programas, quien además aseguró que la situación es cada vez más complicada y se ve reflejada en la suba de la demanda de trabajo y alimentos.

Karina Heim, coordinadora de movimientos sociales en Trenque Lauquen, habló sobre la situación económica y su impacto en la labor comunitaria que lleva adelante en su comedor y de la baja para unos 35 beneficiarios del programa social Potenciar Trabajo y otras iniciativas similares.
Además señaló que en el comedor donde trabaja se asiste a alrededor de 190 familias con viandas que se entregan tres veces por semana.
Respecto a la situación actual en general, Heim señaló que «como lo pueden ver todos, la situación está muy complicada. Y donde más se nota es en la demanda de programas Potenciar Trabajo que, dicho sea de paso, han recortado una importante cantidad. Han quedado muchos chicos sin su programa. Y el ajuste también se ha notado en el recorte de lo que es entrega de alimentos».
Y añadió que «a eso se le suma que la demanda en los comedores se ha incrementado muchísimo». «Por suerte nosotros tenemos la producción de la huerta agroecológica, y con eso podemos ayudar, pero la situación también ha afectado mucho a los comerciantes, que ya no pueden donar alimentos como lo hacían antes», señaló.
«Es muy triste»
Respecto a los programas Potenciar Trabajo y otros similares, la dirigente social indicó: «En las cooperativas que nosotros manejamos aquí en nuestra ciudad el mes pasado se dieron de baja alrededor de 20 Potenciar Trabajo por los cuales hicimos los reclamos correspondientes, pero no hemos tenido respuesta. Y teníamos otros programas que se cobraban a mitad de mes, que eran programas para las cooperativas, y también los chicos los dejaron de cobrar todos. De esos programas son alrededor de 15 beneficiarios que los dejaron de cobrar. No hubo aviso ni justificación de por qué se dejaban de percibir esos programas, los chicos fueron a cobrar con su tarjeta y no tenían acreditado el dinero. Y cuando sucede este tipo de bajas la gente literalmente queda sin trabajo y sin la posibilidad de llevar un plato de comida a su casa. La verdad, es muy triste y esto que está sucediendo ahora sinceramente yo no lo he visto anteriormente».
Heim indicó que «la gente está haciendo cola en los comedores para ver si se puede llevar un zapallo o un poco de verdura para tener un plato de comida. No tendría que suceder».
Y detalló que actualmente están entregando alrededor de 190 viandas en el comedor, que es lo que pueden sostener. «Nos encantaría poder agregar más pero sinceramente la situación está complicada. Las viandas que anteriormente se entregaban todos los días ahora se hacen tres veces por semana», destacó.