Una hojita rezagada

Temas de mi ciudad

Los días vienen realmente raros en lo que a cuestiones climáticas se refiere. No sólo hace un calor inesperado en pleno invierno, sino que, además, algunas hojas siguen cayendo de los árboles como si estuviéramos en otoño. Así lo atestigua la imagen de esta hojita que ayer apareció flotando en la fuente de Plaza San Martín y la cual, sin dudas, ha quedado realmente rezagada en comparación con sus hermanas que ya han desaparecido de las copas de los árboles y de las veredas también.

No obstante, dicen los que saben que no hay que descuidarse con respecto a un frío que no tardará en volver. Porque, más allá de estas jornadas decididamente primaverales, aún falta más de un mes y medio para que la próxima estación comience a dar sus primeros pasos. Así que, señor lector, no se apresure a guardar la campera de abrigo. Porque seguro que la necesitará más temprano que tarde.