Un señor bostezo

Temas de mi ciudad

Muchos estarán de acuerdo con que el día de ayer, sobre todo en horas de la mañana, fue óptimo para quedarse en la cama unas cuantas horas más o, bien, para dormir una espléndida siesta si la lluvia calma e intermitente continuaba escuchándose de fondo. Pero no fue así ya que, ni bien comenzó la tarde, el sol volvió a decir presente.

No obstante, al gatito protagonista de la presente fotografía no pareció importarle el cambio climático y continuó durante la tarde-noche de la víspera con muy pocas ganas que de costumbre de andar por los tejados haciendo de las suyas. Así puede interpretarse si se aprecia el tremendo bostezo que ejecutó justo en el momento en que se le apuntó con la cámara para captar la imagen.

Es sabido que los felinos, en general, son de dormir muchas horas, aunque hay veces que algunos no pueden disimular el deseo de reposar aún más, sobre todo los días de lluvia que, por esta zona, suelen ser pocos.