Un perro con inquietudes

Temas de mi ciudad

¿Algún lector de La Opinión recuerda al “Mono periodista” de la escritora argentina Beatriz Ferro? Ese que fue inmortalizado en aquella poesía infantil cuyos primeros versos rezaban: “Hubo una vez un mono periodista; para inventar noticias, un artista. Lo picaba, digamos, una hormiga. Él escribía: ‘Solapada enemiga envenena a inocente ciudadano: ocultase en jardines suburbanos’”.

¿Alguien se acuerda? Aquellos memoriosos que sí tienen presente la obra de Ferro deben saber que hoy en Trenque Lauquen existe un extraño ejemplar de un perro lector y la siguiente imagen no deja lugar a dudas: allí está el can, revolcado sobre unos cuantos libros y muy atento a lo que sin dudas es una lectura de su agrado. Y, quizás de la misma manera que el protagonista de la citada poesía, en poco tiempo más se largue a escribir noticias. Quién sabe.