de Trenque Lauquen
Miércoles 28 de Julio de 2021

Campañas que trascendieron fronteras

Un libro que es mucho más que fútbol

Guillermo Ruiz publicó su segundo libro. Los lectores se encontrarán con tres campañas futboleras que marcaron un camino en el ser trenquelauquense.

Por: José Goicoechea

Tener la oportunidad de escribir sobre lo escrito siempre es importante. Y en estas páginas me voy a tomar el atrevimiento de repasar parte del nuevo libro de Guillermo Ruiz. El historiador trenquelauquense sacó a la luz su segundo ejemplar, en este caso destinado al fútbol. Pero como ocurriera con su primer libro “Tochi. Su historia en un puñado de historias”, vuelve a hacer hincapié en hechos históricos de la ciudad, contados por sus propios protagonistas, pero sostenido por un trabajo histórico, archivístico y periodístico.

Un libro que cuenta pequeñas historias que trascendieron el presente. Un libro que no sólo está destinado a los amantes del fútbol, sino a la comunidad en general, porque de eso se trata, de tres periodos donde el fútbol fue más lejos que la propia pelota, cruzó miles y miles de kilómetros en micros y trenes, por carreteras sin asfaltar, uniendo ciudades y creando un lazo fuerte como sociedad.

Guillermo Ruiz, un apasionado de los deportes, no sólo del fútbol, sino del atletismo y el ciclismo, contó pormenores de lo que han sido estos más de tres años de trabajo histórico que tiene hoy este presente con su libro en mano: “Trenque Lauquen F.B.C. Cuando el fútbol transcendió fronteras”.

Desde que el hombre es hombre ha necesitado la imperiosa necesidad de dejar constancia de su existencia. No hay área habitable en el mundo donde el hombre no haya dejado su huella y el fútbol, como los libros, son una muestra de todo esto, una muestra de que hemos pasado por este mundo.

Libro agotado

El lector de “Trenque Lauquen F.B.C. Cuando el fútbol trascendió fronteras” se va a encontrar con un puñado de historias contadas por el propio escritor y los protagonistas. Historias que le dan vida al fútbol, que ponen de manifiesto la importancia del deporte en esos años que sirvió de unión social, de pasiones y amistades. Recortes de diarios, momentos únicos que fueron relatados por quienes lo vivieron y equipos que trataban muy bien a la redonda.

La figura de Roberto Larrubia que con 17 años era el dueño de los tres palos de ese Argentino de 1964, esa Selección que recibió el honor de ser llamados “Los Caballeros del Deporte” por sus rivales de Tandil. O ese tremendo e infalible goleador que fue Alfredo Badino en el Ferro Carril Oeste de 1985/86 o Nilo Carretero, ya más cercano a nuestras fechas, en el Barrio Alegre del 2006.

Es un libro que tiene poco más de tres años de desarrollo y poder terminarlo en esta circunstancia es importante y nos hemos adaptado”, dice Ruiz quien, como todo escritor, auguraba una presentación distinta de su libro y no la que debió llevar a cabo por medio de redes sociales y rondas mediáticas. “Distó mucho de lo que pensaba hacer, uniendo a los protagonistas a manera de un nuevo homenaje”, cuenta. Como dato importante, en su primera semana en ventas en las librerías locales, ha sido todo un éxito.

Trascender fronteras

En cuanto a la iniciativa de la historia, su hilo conductor es el fútbol trenquelauquense atravesado por tres momentos históricos precisos: las campañas del FBC Argentino de 1964, la de Ferro Carril Oeste de 1985/1986 y la de Barrio Alegre de 2006.

Un recorte histórico que tiene un por qué, no es arbitrario, aunque el propio Ruiz reconoce que han quedado afuera otras campañas, otros equipos, que también fueron importantes y desplegaban un muy buen fútbol.

Dice el escritor: “Tanto este libro como el anterior, la idea fue la misma, la de contar historias nuestras a partir de hechos que puedan rozar lo cotidiano, como un médico del pueblo o el fútbol. Esas historias que todo el mundo las sabe, pero que sabe alguna parte y tiene que ver con la memoria oral que es fundamental para la identidad cultural de un pueblo”.

Historias orales que, con el correr de los años, se van mutando y es por ello que allí entra el trabajo histórico. “Esas historias orales tenían que ser reforzadas por una investigación histórica, ese rigor de la ciencia de la historia, el recorrido periodístico, el trabajo de archivística, y largas horas en la hemeroteca del Museo Histórico Regional o en los propios archivos de los protagonistas. Horas y horas de lecturas de diarios, un trabajo muy lindo de repasar los diarios de esas épocas, mancharse los dedos con la tinta, eso es muy lindo”.

Pero como toda historia que debe ser contada, necesita de un recorte, de un marco teórico para el cual trabajar y trazar una idea. En este caso tres campañas de nuestro fútbol. Tres campañas donde el fútbol fue más que fútbol. Trascendió fronteras, no sólo las limítrofes de ciudad a ciudad, sino esa fronteras sociales y culturales que afianzaron y formaron el ser trenquelauquense. “Estaría faltando la del ’70. La del ‘70 salió de este libro ya que complementa un proyecto que ya estaban teniendo Hugo y Diego Tiseira que era sobre la Selección del ‘70. Y va a formar un libro que en un par de meses saldrá a la luz, con una temática similar, pero con un agregado y acompañamiento fotográfico mucho más amplio. O la del Ferro del ’72 que tenía un juego que arrollaba, pero lo hacía a nivel local. A mi criterio, y no solo fue un criterio individual, porque además fui preguntando y he transitado mucho tiempo los micrófonos de medios de la ciudad, estas tres campañas resaltan por algo en especial y fue el trascender fronteras. Salieron de lo deportivo, fue social y cultural”.

Es un libro que nos permite recordar la pasión por la que se vivía este deporte, en años donde los medios de comunicación eran mínimos, donde las reglas del fútbol eran otras y los colores de las camisetas se dejaban a un lado para alentar a un solo equipo, con canchas repletas de espectadores y saber que se estaba siendo pare de un momento histórico, de ese momento donde el fútbol trasciende fronteras. 

Más notas de la sección
Cargando...