Un estudio revela el impacto de los créditos de Banco Provincia para sostener el empleo durante la pandemia

El Banco Central de la República Argentina (BCRA) publicó un trabajo desarrollado por Banco Provincia y BICE sobre el rol del financiamiento en contexto de crisis.

El Banco Central de la República Argentina (BCRA) publicó en su revista digital Ensayos Económicos el trabajo Financiaciones en tiempos de crisis: lecciones de la evaluación del impacto de la línea de crédito de capital de trabajo del Banco Provincia durante la pandemia, una investigación realizada en conjunto por la Gerencia de Estudios Económicos de la banca pública bonaerense y el Banco Argentino de Desarrollo (BICE), que explica cómo una línea de créditos con tasas especiales resultó fundamental para sostener el empleo formal durante la pandemia.

Los resultados indican que las pymes que obtuvieron préstamos de esa línea en 2020 registraron un nivel de empleo entre 2,9% y 6,7% superior a otras empresas que no demandaron financiamiento. Los autores del estudio interpretaron que el crédito mitigó los efectos de la pandemia y les permitió a las empresas sostener el nivel de actividad, en comparación con la caída en el empleo que experimentó el grupo de control.

“Si bien Argentina no tiene un banco de desarrollo como existe en otros países, nosotros tenemos las herramientas para construir un sistema de banca de desarrollo complementando capacidades de diferentes organismos públicos”, afirmó Juan Cuattromo, presidente de Banco Provincia. Y agregó: “Para el gobernador Axel Kicillof la banca pública tiene como rol ser banca de fomento. Y la mejor manera de hacerlo es trabajando en conjunto con otras instituciones que comparten esta visión. Para eso hay que tener diálogo permanente, aprender mutuamente lo que hace uno, lo que hace otro, y así desarrollar nuevas capacidades”.
Por su parte, Mariano de Miguel, presidente de BICE remarcó: “Los bancos de desarrollo del mundo cuentan con programas, unidades o departamentos especializados en monitoreo y evaluación. En BICE nuestros economistas lograron un gran trabajo que demostró que la clave en contextos de contracción del sistema, como fue en la emergencia sanitaria, es potenciar el acceso al financiamiento.”

 

 

Una de las primeras medidas que encaró el Banco Provincia a partir de los lineamientos políticos del Gobernador Kicillof, quien asumió en diciembre de 2019, fue poner en marcha el programa Reactivación Pyme (RePyme), compuesto por cuatro líneas de crédito con tasas especiales que cubrían diversas necesidades de las pymes: refinanciación de deudas, evolución y capital de trabajo. El financiamiento se lanzó el 27 de enero de 2020.

Con el advenimiento de la pandemia, la banca pública bonaerense generó una batería de medidas de asistencia a las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (MiPyMEs) ubicadas en la provincia y en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Una de estas acciones fue adaptar su línea de Capital de Trabajo del programa RePyme, que se diferenció en plazos, tasas y canales de las líneas que ya venía ofreciendo de manera habitual.

La nueva línea tuvo un plazo de 24 meses, 12 más que la original, y una tasa que osciló entre el 24 y el 34% anual. Fue utilizada por 6.091 pymes que accedieron a préstamos por $29.652 millones.
Para analizar su impacto, los investigadores de BICE y la Gerencia de Estudios Económicos de Banco Provincia analizaron la evolución de 2.958 empresas que tomaron esos créditos. Cada una de esas pymes fue comparada con otra del grupo de control, de similares características en cuánto a actividad, tamaño, cantidad de trabajadores/as, etc.
La conclusión de documento es que el financiamiento para adquirir capital de trabajo en un momento de crisis es fundamental para sostener el empleo formal. Y que en un contexto de contracción del sistema financiero resulta central que la banca pública fomente el acceso de las empresas al crédito. La publicación Ensayos Económicos 82, con todos los resultados, puede verse en el link. (DIB)