Tras un inicio de fin de semana complicado las estaciones despachan combustible con normalidad

La situación en Trenque Lauquen

La escasez comenzó el viernes y se extendió hasta el sábado ya entrada la tarde. Sin embargo, la situación, ayer, se había normalizado.

Al igual que lo ocurrido en distintos puntos del país, durante el fin de semana se registraron problemas de abastecimiento de combustible en las estaciones de servicio locales que, con el correr de las horas, se fueron solucionando para llegar a una jornada de domingo con la situación prácticamente normalizada.
La irregular situación comenzó a palparse el viernes en horas de la mañana cuando las estaciones de servicio locales comenzaron a quedarse sin combustible. El estado de situación se fue difundiendo de boca en boca y, de esta manera, durante el inicio del fin de semana se pudieron observar largas filas de autos en todas las estaciones de servicio de la ciudad para poder conseguir nafta, aunque en algunas de las bocas de expendio debieron cerrar ya que, por falta de combustibles, se vieron impedidas de continuar despachando.
Esta situación se mantuvo hasta el sábado por la mañana y en algunos , como el de YPF, se extendió hasta la tarde cuando finalmente recibieron a los camiones que proveen el combustible, y a partir de allí, comenzaron a trabajar con normalidad.
Ayer la postal ya fue otra y los vecinos pudieron conseguir combustibles sin ningún problema en las distintas estaciones de servicio de nuestra ciudad.

Las petroleras

Por su parte, desde el sector petrolero difundieron un comunicado en el que anunciaron que la situación actual de abastecimiento “se irá normalizando en los próximos días”. Además, el escrito firmado por YPF, Raízen, Trafigura y Axión Energy explica los motivos por los que el sistema de combustible llegó a su “límite de capacidad”.
“Entre estos eventos, mencionamos: niveles extraordinarios de demanda, especialmente en los últimos 15 días -fin de semana largo, elecciones donde se produce un pico de movilidad de personas, inicio de la siembra agrícola, una dependencia mayor a la habitual de importaciones de combustibles por paradas programadas en algunas refinerías, y más recientemente, una sobredemanda generada por una expectativa de desabastecimiento”, detallaron.