Si hubiera justicia, el diario “La Nación” debería sentirse acorralado por su historia tenebrosa

Por: Comisión por los Derechos Humanos

En su nota editorial del martes 27 de septiembre de 2022, el diario “La Nación” pone en duda la existencia del atentado contra Cristina Fernández de Kirchner, sugiriendo que podría haber sido un hecho pergeñado por sectores cercanos a la Vicepresidenta de la Nación, dado que el ataque sería funcional a los intereses de una funcionaria “acorralada por la Justicia”.
Un editorial tan aberrante es propio de un medio de comunicación que adhirió a todas las dictaduras cívico-militares que hubo a lo largo del siglo XX en la República Argentina, y particularmente acompañó y se benefició de los crímenes de lesa humanidad perpetrados por la última, ya que fue en ese momento en el que se apropió, junto con el diario “Clarín”, de la empresa Papel Prensa. Si el Poder Judicial no fuera absolutamente remiso a juzgar a los partícipes civiles del genocidio, hubieran sido los dueños del diario “La Nación” los que deberían haberse sentido acorralados. En cuanto a sus directivos actuales, que firman este editorial vergonzoso, jamás han manifestado autocrítica y/o arrepentimiento por la tenebrosa historia del medio gráfico que dirigen.
En el podio de los medios antidemocráticos de nuestro país, el diario “La Nación” está
seguro (si es medalla de oro o plata puede ser la única discusión atendible). Más allá de usar palabras elegantes, deslizando sospechas que nada se condicen con las constancias existentes en la investigación sobre el intento de magnicidio que lleva adelante la jueza María Eugenia Capuchetti, la trayectoria de esta turbia “tribuna de doctrina” la condena. Sería bueno que sus lectores/as conocieran en detalle ese devenir de tantas décadas justificando sucesivos golpes de Estado y consecuentes gobiernos de facto…

COMISIÓN por los DERECHOS HUMANOS, Trenque Lauquen, 27 de septiembre de 2022.