Se reúne la convención de la UCR bonaerense entre internas, disputas y “políticas de alianzas”

El encuentro es, oficialmente, para ratificar alianzas rumbo a las PASO, aunque se espera un nuevo episodio de la interna entre Abad y Posse.

La Convención Provincial de la Unión Cívica Radical (UCR) bonaerense se reunirá este sábado en la localidad de Coronel Suárez, para ratificar la “política de alianzas” del radicalismo rumbo a las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO) del 13 de agosto. De todos modos, más allá de la formalidad, se espera que el encuentro sea un capítulo más de la interna entre el sector oficialista liderado por el actual presidente de la UCR de la provincia de Buenos Aires, Maximiliano “Maxi” Abad -posible precandidato a vicepresidente de Patricia Bullrich-, y los opositores alineados detrás de Gustavo Posse.

Según el documento de la convocatoria, el punto más relevante en términos electorales será la “ratificación de la política de alianzas” del radicalismo, de cara al próximo 14 de junio cuando se cumple el plazo del cronograma electoral, previsto para la inscripción de coaliciones. En ese sentido, se facultará a la Mesa Ejecutiva de la UCR bonaerense para que pueda “instrumentar los acuerdos pertinentes” con vistas a ese plazo del cronograma electoral.

Candidaturas e impugnaciones

Mientras tanto, la UCR nacional tiene dos candidatos presidenciales en carrera, Gerardo Morales y Facundo Manes. A nivel provincial, el centenario partido se divide entre quienes se encolumnan con Morales como es el caso de Posse, el sector de Evolución (que responde a Martín Lousteau), el storanismo y alfonsinistas, en tanto que Manes recoge adhesiones en el movimiento oficialista Adelante Buenos Aires.

De todos modos Morales podría bajarse de su candidatura y ser el segundo de la fórmula de Horacio Rodríguez Larreta. Del lado de Patricia Bullrich, uno de los que aparece como vicepresidenciables es justamente Maxi Abad, repitiendo a este nivel el enfrentamiento provincial.

La pugna entre Posse y Abad llevó a que la oposición en la UCR bonaerense pidiera la impugnación a la convocatoria a la Convención lanzada por Adelante Buenos Aires. Pero la Justicia Electoral rechazó la acción de amparo y el juez Alejo Ramos Padilla hizo foco en la necesidad de “evitar la judicialización de debates propios de la vida interna de los partidos políticos”.

El magistrado, además, remarcó que “no corresponde al Tribunal interferir en la vida partidaria formulando una valoración respecto de la oportunidad, mérito, conveniencia o fundamentos de una resolución interna, siempre que ésta no resulte ilegal, infundada o notoriamente arbitraria”.

Los fundamentos del pedido de impugnación presentado por los delegados se vinculaban con el incumplimiento del plazo de convocatoria a la sesión constitutiva, la modalidad de concurrencia mixta que se propuso -con la posibilidad de asistencia virtual-, y que el lugar propuesto -la sede de la Sociedad Rural de Coronel Suárez- era de difícil acceso para varios de los convencionales. (DIB)