Se presentó “Arquitectura del Partido de Trenque Lauquen”

La cita en torno al nuevo libro abrió un importante debate sobre la conservación del patrimonio arquitectónico local del que participaron los autores y varios de quienes asistieron como público, entre ellos varios arquitectos.

Este jueves durante la tarde-noche en la Biblioteca Pública Rivadavia se presentó el libro “Arquitectura del Partido de Trenque Lauquen, Provincia de Buenos Aires”, de Pablo Semadeni, con fotografías de Mariana Moreda y Florencia Alastuey.

La obra ofrece una semblanza sobre la arquitectura del partido de Trenque Lauquen, con textos de Semadeni y fotos de Moreda y Alastuey, que llevaron un importante trabajo.

 

“Libro social”

Semadeni destaca que se trata de “un libro social que de algún modo habla sobre la identidad, como lo hace la arquitectura”.

“Estamos hablando de arquitectura de la región pampeana y, por añadidura de un partido de formación tardía como es Trenque Lauquen, de 1886, a diferencia de Chascomús, ni hablar del norte, que son de matriz colonial, está el barroco, mano de obra indígena, otra realidad. En la región pampeana, entre fin del siglo XIX y principios del XX. En 1890 llegó la punta de rieles, y eso generó una revolución en el espacio y el ingreso de nuevos agentes, gustos, materiales. Primeramente se ven los materiales del país, el adobe del típico rancho pampeano, del que quedan algunos ejemplares en Beruti, en Girodías y en los campos, y que es la primera arquitectura autóctona. Eran económicos, tenían durabilidad, eran aislantes del frío y el calor. Luego, a través del ingreso de los inmigrantes, y sobre todo de los constructores italianos (Milla, Fabris, Febrer, Roig, el maestro Carlos Racchi) va a entrar el ladrillo y el estilo italianizante de tanto predicamento en nuestra región, es decir la vivienda popular, la casa tipo chorizo, y a la par, algunos petit hotel o villas suburbanas de familias más pudientes que se pueden ver en la calle Roca y que demuestra buen gusto. A partir de ahí se guía nuestro recorrido con arquitectura ferroviaria, bancaria, comercial, el almacén de Zoppiconi en Beruti, o el de Lértora, también la arquitectura pública. Partimos bien de los orígenes y vamos haciendo toda una semblanza y un recorrido”, resume el escritor, agregando luego que dicho recorrido va hasta fines del siglo XX, y aclarando: “No nos metemos con la arquitectura contemporánea”.

 

Presentación

La presentación en la Biblioteca contó con una introducción del vicepresidente de la entidad, Carlos Carabelli, y tras los comentarios de los autores se abrió un entretenido debate sobre la conservación del patrimonio arquitectónico local del que participaron los autores y varios de quienes asistieron como público, entre ellos algunos arquitectos.