Se espera para la zona un verano con mucha inestabilidad por efecto de “La Niña”

El responsable de la estación meteorológica de nuestra ciudad, Gustavo Mansilla, habló de los pronósticos para este verano y destacó que hacía tiempo no se veía un enero con tanta inestabilidad.

El responsable de la Estación Trenque Lauquen del Servicio Meteorológico Nacional, Gustavo Mansilla, habló sobre qué se espera en materia climática para lo que queda del verano a nivel local y aseguró que se prevé un enero con mucha inestabilidad por efecto de la corriente de “La Niña”, señalando que “va a ser un verano bastante raro”.
En diálogo con La Opinión, Mansilla señaló: “Lo que nosotros tenemos al día de hoy es que este ya es un verano con mucha inestabilidad durante enero, como se está viendo, y temperaturas que no van a ser tan regulares como en veranos anteriores en los que en algunos casos superaron los 40 grados por lapsos de tiempo importantes”.
Sin embargo aclaró que “quizás se den algunas temperaturas altas, pero no tan sofocantes y con tanta continuidad como sucedió, por ejemplo, el año anterior”.

Clima “raro”
Por otra parte Mansilla se refirió a la inestabilidad que se espera para la temporada estival y sostuvo que en ese sentido “va a ser un verano bastante raro porque generalmente en verano se arman este tipo de tormentas de un momento para el otro, pero no tan consecutivamente, por decirlo de alguna manera, o con tanta frecuencia”.
Y agrego que “todas las semanas prácticamente tenemos algún alerta por tormentas”.

 

Alertas
Por otra parte el especialista aclaró que “el alerta amarillo es el más leve, y se emite como para que la gente esté precavida. Quizás por esto mismo se han generado muchas alertas amarillas, pero es para evitar daños mayores que pueden ocasionar otro tipo de tormentas como ha sucedido recientemente”.
En este sentido explicó que “quizás en un principio las tormentas están en un alerta amarillo y después vemos que, o se van disipando o pasan a un alerta naranja porque toman fuerza y se vuelven un poco más peligrosas. Eso se va viendo a medida que se va desarrollando la tormenta. No se puede prever. Por eso se emiten las alertas, para que la gente tome sus recaudos”.

Razones
Sobre las razones por las cuales se generan este tipo de tormentas sobre todo en épocas de verano, Mansilla sostuvo que “se debe a que hay diferentes masas de aire a cierta altura”. “Tenemos diferentes masas de aire, de aire frío y de aire caliente, y habitualmente una pasa por encima de la otra, pero se está dando en muchas ocasiones que transitan a la misma altura y ese choque de masas de aire es lo que provoca que se produzcan este tipo de tormentas”, detalló.
Además aseguró que “hacía tiempo que no se daban este tipo de tormentas con tanta frecuencia, pero mucho tiene que ver con el efecto de ‘La Niña’”. “Veníamos con el efecto de sequía de la corriente del ‘Niño’”, sostuvo.
En este sentido recordó: “El año pasado hemos emitido también una innumerable cantidad de alertas pero generalmente se disipaban por efecto del ‘Niño’. Y ahora se está dando al revés: hay un montón de alertas que no se disipan. Y eso se dio por el efecto de ‘La Niña’”.
Por último recordó que durante enero “las temperaturas van a ir oscilando con días con temperaturas agradables, por debajo de los 30 grados, y otros días donde las temperaturas van a ser más altas, pese a tener tormentas”.