de Trenque Lauquen
Miércoles 02 de Diciembre de 2020

Por: Matias Cardini, Concejal Jp/Cambio

¿SALUD o ECONOMIA?

Salud o Economía nos planteó el presidente Fernández allá por marzo.

¿Se acuerdan? “Nosotros elegimos la salud …….”

240 días después de aquella frase, llevamos aprox. 1.400.000 infectados y seguimos contando. Somos el séptimo país con más contagios, de los 198 países del mundo.

Lamentablemente a nivel de argentinos fallecidos llevamos 36.400. Terrible.

Hace pocos días Argentina llego, con 798 muertes, al cuarto lugar en el mundo de los países con más fallecidos por cada millón de habitantes. El ranking lo encabeza Bélgica, le sigue Perú, España y Argentina.

Se decía que la cuarentena extensa era para no saturar los hospitales, pero se terminó saturando la salud mental de médicas, médicos, enfermeras y enfermeros, que hoy siguen batallando contra la pandemia, cobrando sueldos indignos, en relación al riesgo y la dedicación que le ponen día a día. Estos son datos.

Respecto a la economía, Argentina tiene una de las 4 caídas de la actividad económica (acumuladas en el primer semestre) más importante de 64 países que releva la OCDE. La actividad económica en el primer semestre cayó cerca del 20%.

El dólar cerró ayer en 163 $. EL 10 de diciembre cuando asumieron Alberto y Cristina Kirchner el dólar valía 71. Durante 11 meses de este gobierno el dólar ya subió un 230 %.

Si tomáramos el día antes de las PASO de agosto 2019 el dólar subió un 360%. Ese día el dólar libre valía 45 $.

La pobreza “oficial” subió 6 puntos este semestre. Hoy tenemos el cuarto salario mínimo más bajo de la región. El de Argentina es 103 dólares, Haití 99, Cuba 25 y Venezuela 1 dólar.

Ni siquiera la buena noticia del arreglo con los bonistas pudo cambiar las expectativas económicas de hacia dónde se va. Estos son datos.

El mundo entero sufre la misma pandemia. Pero cada uno de los países del mundo reaccionó de manera diferente. El virus es el mismo. Lo que cambió entre países, fueron las políticas, las restricciones implementadas, las actitudes de la población y los organismos de control.

Este gobierno planteó las cosas como lo solía hacer Cristina Kirchner….. en términos binarios …. O blanco o negro. Nos dijeron es SALUD o ECONOMIA. Y nos dijeron que se priorizaba la salud. Y cuando alguien (economista, sociólogo, político, psicólogo) sugería alguna otra mirada era “casi escrachado” como un asesino que no le importaba la salud.

Pero lo grave es que se empezó la cuarentena sin testear. Y se fue alargando la cuarentena sin testear lo suficiente. Entonces lo que se hizo fue únicamente patear la pelota para adelante.

De hecho, hoy se sigue sin testear lo suficiente.

Y como decíamos la cuarentena se fue alargando, y el gobierno no quiso, o no pudo, salirse de su idea. Fue de las cuarentenas más largas del mundo. 234 días. Lo que quizás fue lógico para el primer mes o dos meses, después no se supo corregir, y poder salir del encierro con cuidado y responsabilidad. No se quiso escuchar otras voces ni escuchar aportes diferentes.

En muchas provincias estuvimos encerrados con pocos casos, y hoy con record de casos hubo que liberar porque la gente y la economía no da más.

Hoy ya volvió el futbol, y han abierto hasta los casinos. Lo único que siguen cerradas son las escuelas. Si. Así como se escucha y se lee. Se puede ir al casino a timbear pero no a una escuela a aprender.

Y en el medio de esta cuarentena también pasaron cosas.

Hubo frases como “menos mal que esto no lo maneja Macri porque si no tendríamos 10.000 muertos”. Llevamos 36.400 fallecidos. También se dijo que Suecia hacia las cosas mal. Y mientras Alberto Fernández pasaba filminas dando cátedras a otros países, nosotros no testeábamos. Hoy somos el “anti-ejemplo” para el mundo en cuanto a manejo de la pandemia.

Y lo que no podía faltar en un gobierno kirchnerista era el relato. Porque hace pocos días el Ministerio de Salud emitió un documental sobre cómo se había trabajado en la pandemia. El mismo Ministerio que decía en febrero que no había peligro de que el virus llegara a Argentina. Es casi como si Rusia hubiera hecho un documental sobre Chernobyl y lo promocionara orgulloso.

También hubo una falta de empatía con la gente que la estaba pasando mal en esta cuarentena ineficiente e interminable. Cuando algo fallaba la culpa la tenía la gente que no cumplía. Y todos sabemos que la gente hizo y hace lo que puede. El colmo de la falta de empatía con la gente fue prohibir que un padre despida a su hija Solange en sus últimos suspiros de vida, porque un hisopado le había dado dudoso. Después se confirmó que era negativo. Ese mismo día que moría Solange, el Presidente se reunía con Hugo Moyano y sus hijos. Encima en la foto sonrientes aparecían sin distanciamiento y sin barbijos. “Haz lo que yo digo, pero no lo que hago”.

La falta de empatía con la gente tampoco contemplo algún tipo de gesto de ajuste de la clase política. Teniendo en cuenta lo que le pasaba al sector privado, no hubo acompañamiento de la clase política en ese sentido. A diferencia de lo que paso en Trenque Lauquen, donde el Intendente, funcionarios, y nosotros mismos, como concejales, tuvimos gestos de congelamiento de sueldos, o donaciones, … En cambio, a nivel nacional y provincial, no hubo nada de eso. Ni un gesto. Por el contrario. En estos 11 meses ya se aumentaron 14 impuestos en medio de esta crisis.

También en esta cuarentena hubo una escalada de violencia institucional inusitada. El caso más significativo de esto fue el caso de Facundo Astudillo Castro, que al día de hoy no tenemos claridad de como falleció. Pero hubo muchísimos casos en distintas provincias.

Hubo y hay anarquía entre provincias donde cada una de los gobiernos provinciales hace e hizo lo que tiene ganas en materia de transito por rutas nacionales. Hoy 240 días después este tema sigue siendo un descontrol sin coordinación. Ayer un ciudadano de Santiago del Estero tuvo que caminar 11 km con su hija enferma en brazos, porque tenía que realizarse un tratamiento oncológico de urgencia, y no podía circular libremente. Una locura.

En cambio, lo que si avanzo fue la Agenda Judicial de este gobierno.

En medio de estos datos y de estos números, se liberaron presos, se quisieron expropiar empresas, se intenta reformar la justicia e incluso se le quiere iniciar juicio a la Corte Suprema. Pareciera que se busca impunidad de quienes estaban siendo investigados o habían sido condenados por delitos de corrupción.

La última novedad es intentar cambiar la ley para cambiar al Procurador de la Nación. Como no dan los votos para removerlo con la ley actual, apuntan a cambiar la ley, para después poder removerlo con “menos votos”.

Esta agenda judicial que impulso el gobierno lo único que hace es quitar certidumbre y claridad de las reglas de juego, alejando cualquier posibilidad de inversión que posibilite reactivar la economía. Estas medidas afectan la institucionalidad del país.

Nos plantearon la cuestión como SALUD o ECONOMIA.

Desaprobamos en las dos.

Si además de lo sanitario o lo económico, sumamos el problema institucional, la crisis será aún más compleja.

Es imprescindible empezar a consensuar políticas de salida de esta crisis sanitaria económica y social. La gente requiere y necesita eso de sus dirigentes.

Más notas de la sección
Cargando...