Por el momento no habrá suba en la electricidad en T. Lauquen

En el caso de Trenque Lauquen, como otros distritos, las tarifas las regula la Provincia de Buenos Aires, y por el momento no se han oficializado futuros movimientos en los precios, ni de la compra de energía por parte de las prestadoras ni en la tarifa de los usuarios finales.

Se viene hablando en distintos medios sobre posibles incrementos en tarifas de energía eléctrica ligados a las prestadoras Edenor y Edesur, pero esto no repercute en el ámbito de Trenque Lauquen.

Desde la Cooperativa de Electricidad local se explicó que por ahora no hay confirmaciones sobre aumentos ni para los usuarios ni en la compra de energía por parte de la entidad trenquelauquense.

El último aumento tarifario se dio en noviembre con entre un 11,5 y un 12% en lo que hace a los usuarios residenciales para los consumos a partir del 28 de aquel mes en adelante, y la facturación de diciembre recién estará venciéndose en los primeros días de febrero.

Por lo pronto, las distribuidoras de energía eléctrica del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) presentaron pedidos de aumento en las tarifas para 2024, en el marco de una audiencia pública con la que el Gobierno nacional comenzó a darle forma a lo que pasará con las boletas de luz que llegan a los hogares de ese ámbito.

Las distribuidoras Edenor y Edesur reclamaron que las tarifas “de transición” del servicio eléctrico de Buenos Aires y el Conurbano se ajusten mensualmente y en forma automática, en función de la inflación.

Edenor, principal distribuidora del país, realizó un requerimiento de ingresos por $521.303 millones para cubrir su déficit. Y detalló que eso implica un incremento promedio del 89% en la factura final para el 80% de sus clientes. Mientras que para los de mayor consumo el salto será de 140% promedio.

Aunque en el caso de Trenque Lauquen, como otros distritos, las tarifas las regula la Provincia de Buenos Aires, mediante el Ministerio de Infraestructura, y por el momento no se han oficializado futuros movimientos en los precios, ni de la compra de energía por parte de las prestadoras ni en la tarifa de los usuarios finales.