de Trenque Lauquen
Domingo 14 de Agosto de 2022

Una verdadera institución en la actividad

Panadería “La Margarita”, seis décadas de brindar exquisiteces a la ciudad y la región

Bruno Lamas, hoy al frente de este emprendimiento, contó a La Opinión la historia y el presente de este reconocido comercio trenquelauquense.

Ubicada en avenida Gobernador Irigoyen al 900, Panadería “La Margarita” recibe, de lunes a lunes, a clientes de Trenque Lauquen y, también, de diferentes puntos de la amplia región. Y no es casualidad que esto ocurra en un comercio que ya cuenta con seis décadas ininterrumpidas de trabajar en la ciudad.

Hoy, el panadero Bruno Lamas se encuentra al frente de este reconocido negocio local. Él dialogó con La Opinión y contó cómo se gestó esta panadería y el fructífero presente por el que atraviesa.

“La panadería tiene más de 60 años. Mi abuela era de 30 de Agosto, vino a tomar clases a Trenque Lauquen con un panadero para aprender el oficio y ahí conoció a mi abuelo. Se enamoraron, se casaron y abrieron una panadería”, contó antes de agregar: “Mi vieja es panadera, pastelera y masitera, mi tío también es pastelero, alfajorero, luego mi viejo se metió en la panadería y yo mamé de muy chico a este oficio y soy un apasionado del rubro. Todo lo que conozco es esto, harina y dulce de leche, no conozco otra cosa. Mi mundo es esto, es lo que me gusta y lo que creo que hago mejor”.

Movimiento actual

Respecto de cuál es el movimiento del comercio en la actualidad, Lamas comentó: “Hay una realidad: Es muy raro que la gente deje de comer pan porque con todos los aumentos que hay sigue siendo el alimento más barato. Pero el movimiento baja, es evidente, la gente restringe un poco sus compras. Hoy está difícil, está duro y está muy complicado el tema de la actualización de precios. Nosotros recibimos casi todas las semanas actualizaciones de precios, pero no podemos manifestarlas todas al cliente, entonces asimilamos la pérdida para no llegar al 100% del aumento que requeriríamos porque no solamente aumenta la materia prima, sino también la luz, el gas. Estamos pagando un porcentaje muy alto de impuestos. Entonces tratamos de absorber todo lo que podemos porque nosotros tenemos clientes que tienen un poder adquisitivo muy alto hasta la persona que viene y te compra $50 de miñones que antes era mucho y ahora son sólo cuatro miñones. Entonces trato de no llevar el 100% del aumento a nuestros clientes”, explicó.

Consultado sobre cuál es la reacción de los clientes al momento de informarles un aumento determinado, el entrevistado comentó: “La gente está acostumbrada porque no es solamente en el rubro panadería donde se producen los aumentos, sino que aumenta todo. La gente ya no se sorprende, hoy uno va a comprar una docena de empanadas y sale una fortuna”.

La mejor milhojas

Bruno Lamas no duda en señalar que en su comercio se encuentra “la mejor milhojas de Trenque Lauquen. No hay forma de decirlo de otra manera. Tenemos una muy buena milhojas que es el producto que más vendemos y unas muy buenas medialunas. Hacemos también alfajores con baño azucarado, alfajores de chocolate y muy buenas masas finas”.

Respecto de los postres, señaló: “Yo fui técnico pastelero y ahora soy pastelero especializado en cremas, dulces y siempre trabajando con crema de leche real, nada artificial ni nada de crema sintética”.

Jornada de trabajo

En referencia a cómo es una jornada de trabajo en “La Margarita”, el panadero comentó: “Nosotros desarrollamos el trabajo para no sufrirlo. Venimos a la 7 y, como yo no tengo reparto y todo lo que vendo está en el mostrador, de las 7 a las 8 tengo todos los productos listos y cuando viene la gente encuentra todos los productos afuera. Yo lo veo a mi viejo que no quiere pasar ni por la vereda de una panadería, cansado de levantarse a las 3 de la mañana para prender el horno y hacer el pan. Nosotros organizamos el trabajo para disfrutarlo. Eso nos permita no cerrar nunca, nos vamos turnando, pero la panadería no cierra”.

El futuro

Por último, y consultado sobre cómo ve el futuro de su comercio y el panorama de la economía general del país, el comerciante señaló: “El argentino es muy peleador, siempre la lucha, por eso creo que la vamos a luchar y vamos a salir adelante. La veo complicada, hay muchos cambios económicos que nos sorprenden día a día, pero, como dicen muchos ‘estamos mal pero acostumbrados’. No creo que este presente sea una pérdida definitiva, sino que es un paso para atrás para tomar mayor impulso”.

Por último, Bruno Lamas envió un sentido y afectuoso saludo a todos los panaderos en su día: “Quiero desearle un feliz día a todos los panaderos con quienes, aparte de ser colegas, tengo una admiración muy grande por ellos porque son gente que se levanta a las 4 de la mañana todos los días, sin descanso, para trabajar. Y a esa gente hay valorarla”.

Más notas de la sección
Cargando...