Milei: “La era del supuesto Estado presente ha terminado”

En cadena nacional, el Presidente anunció superávit financiero de $ 275.000 millones, “superávit financiero de 0,2 % del PBI durante el primer trimestre”.

El presidente Javier Milei utilizó esta noche la cadena nacional para anunciar que, “en contra de los pronósticos de la mayoría de los dirigentes políticos, los economistas profesionales, televisivos y petardistas tribuneros; los periodistas especializados y buena parte del establishment argentino, el sector público nacional registró durante el mes de marzo un superávit financiero de más de $ 275.000 millones, logrando de esta manera, y luego de más de casi 20 años, superávit financiero de 0,2 % del PBI durante el primer trimestre”.

A las 21, y secundado por el ministro de Economía, Luis Caputo; el secretario de Finanzas, Pablo Quirno; el presidente del Banco Central, Santiago Bausili, y el vicepresidente del Central, Vladimir Werning, el presidente inició su exposición de 16 minutos que había sido grabada durante la tarde en Casa Rosada.

“Quiero decirles a todos los argentinos que entiendo que la situación que estamos viviendo es dura, pero también que ya hemos recorrido más de la mitad del camino”. Y destacó nuevamente el superávit: “Este es el primer trimestre con superávit financiero desde el año 2008, un hito que debe enorgullecernos a todos como país, en particular, dada la estrepitosa herencia de la que tuvimos que hacernos cargo”. Según Milei, alcanzar el superávit financiero en tan solo un mes de gobierno es “un hito que no tiene parangón en la historia del mundo occidental”. “El gobierno tenía razón y nuestro plan está funcionando”, agregó.

Según el Presidente, “este milagro económico que ha sido lograr superar y financiero trimestral luego de casi veinte años responde en enorme medida a lo que durante la campaña llamamos motosierra, y no como dicen algunos a la licuación del gasto público”.

El presidente Javier Milei secundado por Luis Caputo y Santiago Bausili. - Captura de TV -
El presidente Javier Milei secundado por Luis Caputo y Santiago Bausili. – Captura de TV –

En ese punto, Milei dijo: “De los cinco puntos del déficit del tesoro que hemos ajustado, solo 0,4% responde a la pérdida del poder adquisitivo de las jubilaciones, pérdida producida por la nefasta fórmula de movilidad de Alberto Fernández”. Además, “el restante 4,6% de ajuste que hemos logrado se debe íntegramente al recorte del gasto público que la política utilizaba discriminadamente para comprar voluntades”. A decir del Presidente, “por primera vez en mucho tiempo no se le traslada el costo del ajuste a toda la población argentina, sino solamente a aquellos que fueron beneficiados por el modelo empobrecedor del pasado”.

Prueba de ello, Milei enumeró la reducción del 76% de las transferencias discrecionales a las provincias, “un sistema tóxico con el que el Poder Central repartía recursos de todos los argentinos a unos pocos que se sometían a la voluntad del Gobierno Nacional”; “una reducción drástica” del 87% de la obra pública, “históricamente vinculada al festival de corrupción que ha sido la Argentina los últimos 20 años”; reducción de la estructura del Estado, “eliminando el 50% de los cargos políticos, cerrando organismos innecesarios que se usaban para perseguir a quienes pensaban distinto”. Además, Milei destacó la eliminación de la pauta publicitaria. Esa, junto a otras medidas, redundó en una reducción del 22% de los gastos de funcionamiento del Estado. Para Milei, su gobierno termina con el déficit fiscal “de una manera que es económicamente sustentable y moralmente deseable, ya que por primera vez en la Argentina no pagan justos por pecadores”.

En el siguiente capítulo, el Presidente dijo que el superávit fiscal se alcanzó sin olvidarse “de aquellos sectores postergados que han sido las principales víctimas del modelo pobre”. Y enumeró un 500% de incremento para el Plan Primeros 1.000 días, “que beneficia a 70.000 mujeres embarazadas”; incremento en la asignación de ayuda escolar; duplicación de la Asignación Universal por Hijo; duplicación de la tarjeta Alimentar; aumento en las ayudas a los comedores y el sistema de vouchers educativos”.

Luego de reclamar al Congreso y exigir el acompañamiento a los proyectos enviados por el Ejecutivo (Ley Bases y el DNU), Milei remarcó que “el resultado fiscal no es solo un número en una tabla del Ministerio de Economía, sino la garantía de un camino sostenible y consistente para terminar con la inflación para siempre en la Argentina. No es casualidad que la inflación se esté desplomando”.

Javier Milei junto al ministro de Economía, Luis Caputo; el secretario de Finanzas, Pablo Quirno; el presidente del Banco Central, Santiago Bausili, y el vicepresidente del Central, Vladimir Werning. - Presidencia -
Javier Milei junto al ministro de Economía, Luis Caputo; el secretario de Finanzas, Pablo Quirno; el presidente del Banco Central, Santiago Bausili, y el vicepresidente del Central, Vladimir Werning. – Presidencia –

De nuevo a los ejemplos, el Presidente habló de la inflación mayorista: “El dato tal vez más acabado que muestra lo acertado en nuestro rumbo es que asumimos con una inflación mayorista mensual del 54% en diciembre que en términos anualizados implicaba 17 mil por ciento y que hoy se encuentra en torno al 5% mensual”. Y volvió: “Esto es ley de la historia. Si el Estado no gasta más de lo que recauda y no recurre la emisión, no hay inflación, no es magia”.

En cuanto a sus convicciones, Milei dijo: “Para nosotros la única tarea del Estado es proteger la vida, la libertad y la propiedad de los argentinos para que cada uno pueda ser arquitecto de su propio destino”. Y en esa dirección, advirtió: “Quiero aprovechar para decirles a todos aquellos que esperan que la salida venga de la mano del gasto público, a todos aquellos tanto en el mundo de la política como del establishment económico que creen que estos éxitos son coyunturales y que eventualmente tendremos que empezar a aumentar el gasto, quiero decirles que eso nunca va a ocurrir en nuestro gobierno, porque para nosotros la inflación es un robo y el déficit fiscal es la causa de la inflación, por lo tanto el déficit cero no es una consigna de marketing para este gobierno, sino que es un mandamiento”.

Milei aclaró que “cada peso que le sobre al Estado Nacional, lejos de aumentar el gasto, será devuelto a los argentinos a través de reducciones de impuestos”. A modo de título, lanzo: “La era del supuesto Estado presente ha terminado”. “La salida vendrá de la mano de la inversión del sector privado y del crédito, financiado genuinamente por el ahorro, porque esa es la única manera sostenible de crecer. Ahí radica el secreto del éxito de todos los países desarrollados del mundo”, opinó.

A modo de cierre, el Presidente elogió a Caputo y a Bausili, “que teniendo todo en contra decidieron poner el pecho para intentar sacar este país adelante, motivados únicamente por el patriotismo de saber que las decisiones las toman los que dicen presente”. Y siguió: “Estos patriotas que tenían un país prendido fuego por delante, no solo no le dieron la espalda, sino que corrieron hacia el fuego para intentar ayudar a sus compatriotas, mientras otros huían”.

Y por último sí, reconoció “el esfuerzo heroico de la mayoría de los argentinos que están sufriendo, pero que saben que este es el único camino posible si queremos un futuro mejor para nuestros hijos”. (DIB) GML