“Me duele justo ahí”

Temas de mi ciudad

Son esos momentos en los que un partido debe pararse unos minutos para que un jugador pueda ser atendido luego de sufrir algún golpe durante el transcurso del juego. Eso mismo se muestra en esta imagen en la que el arquero de uno de los equipos que disputan el Torneo Villegas solicitó al árbitro que tuviera la deferencia de otorgarle unos segundos para que pudiera ponerse spray en el músculo que en ese momento le estaba doliendo.

Una vez transcurrido el tiempo solicitado, el juego continuó sin inconvenientes. Se trata de una escena común en los encuentros de fútbol ya que, con intención o sin intención, suele ocurrir que algún golpe se reciba y deba ser atendido como en este caso.

El fútbol volvió al distrito este último fin de semana y, entre goles y buenas jugadas, también volverán a verse imágenes como la que hoy se comparte en este espacio del diario. Lo bueno y lo no tan bueno del deporte más hermoso del mundo.