Los peligros de usar el celular al volante: ¿qué está pasando en rutas bonaerenses?

Nueve de cada 10 conductores lo hace. Disminuye el tiempo de reacción e impide ver el 40% de los carteles. A 100 Kmts/h, enviar un “OK” insume 600 metros. Lanzan campaña de prevención.

Nueve de cada 10 conductores maneja mirando el teléfono celular y uno de cada tres sufrió un siniestro vial por hacerlo: los datos surgen de un relevamiento del ministerio de Transportes bonaerense, que lanzó una campaña de concientización para tratar de reducir este riesgo.

La cartera que dirige Jorge D`Onofrio indicó que la práctica de manejar mirando el teléfono se da incluso entre  conductores de motocicletas y destacó que entre los efectos negativos que produce está el de manejar a ciegas.

“Al contestar una llamada al mismo tiempo que se circula a 100 km/h, se recorren 135 metros a ciegas, o más de 600 al escribir un mensaje de texto, ya sea un “OK” o una reacción, indica el informe, que lanzaron Transporte y AUBASA, la compañía que gestiona las autovías de la Provincia.

Con esos datos, D´Onofrio y Felipe Vismara, el titular de AUSABA, inauguraron los trabajos de concientización con un operativo conjunto en el Peaje de Hudson. “La misión es promover una conducción más segura y libre de distracciones en las autovías”, dijeron.

Es que usar el celular al conducir conlleva desatender el camino y no mantener una distancia prudente con los vehículos que circulan por delante.

En este sentido, un estudio realizado por el Centro de Control y Monitoreo (CCM) y el Departamento de Asistencia Vial (BALP) de AUBASA reportaron un incremento de siniestros viales.

Los más frecuentes se producen de tres formas: por “alcance”, cuando un vehículo impacta a otro en su parte trasera; “en cadena”, por colisiones en las que se ven inmersos más de dos vehículos que circulen uno detrás de otro o de modo similar; y por “estrellamiento”, cuando el impacto es contra un elemento fijo, por ejemplo, una defensa o un vehículo detenido.

Asimismo, usar el celular impide percibir el 40% de las señales de tránsito y baja la velocidad de respuesta un 12%, perdiendo la concentración, el cálculo de la distancia entre autos y la constancia en la velocidad del vehículo. (DIB)