Los Bertagnini: tres generaciones de una familia surcando los cielos

La historia de Ramón, Guillermo, Federico y Martina Bertagnini.

Guillermo, Federico y Martina Bertagnini, padre e hijos respectivamente, conforman la segunda y tercera generación de pilotos de una misma familia local.
El padre de Guillermo, Ramón Bertagnini, llegó a Trenque Lauquen en 1964, proveniente de Gral. Villegas. Vino como empleado del Aeroclub para realizar viajes de taxi aéreo, en una época en donde este servicio era muy común, al punto que alcanzaba las 100 horas mensuales de vuelo realizando esa tarea. Gente vinculada a los frigoríficos de la zona, al mundo de los remates, usaba comúnmente el servicio de taxi aéreo por entonces. Eran muy comunes también los viajes a Buenos Aires, llegando este piloto a ir dos veces en un mismo día a esa ciudad. Mientras que después Ramón se dedicó a la fumigación, estando siempre ligado a la aviación.
Todo esto, desde chico lo vio y lo vivió su hijo Guillermo, quien asiste al Aeroclub local y se sube a los aviones desde hace mucho, y obviamente es piloto de planeador desde 1990 y piloto privado de avión desde 1992, luego recibiéndose de piloto comercial en Mar del Plata y nunca dejando de volar.

 Los más jóvenes
Martina y Federico, hijos de Guillermo y nietos de Ramón Bertagnini, también son pilotos. Martina se recibió en 2023 con 18 años y es una de las pilotos más jóvenes del Aeroclub en recibirse.
Federico hizo el curso de piloto de planeador en el Club de Planeadores de Trenque Lauquen hace unos años, y luego el curso local de piloto privado de avión en el Aeroclub. Tras esto inició en Buenos Aires el curso de piloto comercial, por el que hace dos años rindió el examen teórico y actualmente está sumando horas de vuelo, esperando continuar una carrera en ese ámbito, y siendo un objetivo ser piloto de línea.
En ese marco, es interesante destacar que ya hay trenquelauquen-ses que están volando para distintas empresas internacionales de línea, a la vez que también están en carrera para alcanzar esa meta otros cuatro jóvenes, entre ellos Federico.