“Las políticas de las derechas en nuestro continente se afilan con la desmemoria”

Se marchó de Plaza San Martín a Plaza del Bicentenario

Un nutrido grupo de vecinos transitó las calles que rodean al espacio verde ubicado en el norte de la ciudad y que llevan los nombres de los desaparecidos locales. Se escucharon palabras de la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos.

Ayer en horas de la tarde, y en el marco del 47° aniversario del golpe de Estado de 1976, se realizó en Trenque Lauquen una nueva marcha organizada por la Comisión por los Derechos Humanos local y la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos.

A pesar de la lluvia, el recorrido se inició en Plaza San Martín y, con cánticos, pancartas y banderas con diferentes leyendas, se marchó hasta la Plaza del Bicentenario. Una vez allí se transitó por las calles que la rodean y que nombran a desaparecidos locales para, finalizado el recorrido, escuchar palabras pertenecientes a la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos que, en sus principales párrafos, instaron a ejercer el deber de la memoria ante el avance de una derecha que milita la “desmemoria”.

“Contar la historia”

“Hoy es nuestra principal tarea contar la historia a los jóvenes que no la vivieron y afirmamos que es la principal tarea porque las mismas fuerzas que llevaron adelante aquel golpe hoy niegan el genocidio, la existencia de los 30 mil detenidos desaparecidos, la miseria y la destrucción económica en la que nos hundió aquella dictadura. (…) Las políticas de las derechas en nuestro continente se afilan con la desmemoria, así se visten de novedad, se presentan como lo moderno para llevarnos a la prehistoria de trabajadores sin derechos, educación sin mirada crítica y anulación de la identidad de nuestros pueblos originarios”, se afirmó.

En otro tramo del discurso, se señaló: “A casi 40 años del fin de aquella dictadura denunciamos a estas nuevas derechas. Los Espert, los Milei, los Macri y sus socios que militan la desmemoria para quitarnos derechos y libertades. Esa misma derecha que fogoneó y provocó el atentado contra Cristina Fernández, vicepresidenta de la Nación, y que después intentó naturalizar el atentado como obra de un loquito suelto”.