La planta urbana desnuda

Temas de mi ciudad

Los más optimistas dirán que en poquitos días las jornadas comenzarán a estirarse. No obstante, ese alargamiento del día será muy paulatino y recién empezará a notarse a mediados del próximo mes, aunque sólo para aquél ojo entrenado en el tema.

Pero, hasta que ese momento llegue, habrá que soportar de la mejor manera que se pueda tanto los días extremadamente cortos, de la misma manera que el frío intenso propio de la época y, también, un paisaje con árboles absolutamente desnudos.

No obstante, tampoco se está tan lejos de ver todo reverdecer (apenas unos tres meses que pasan volando) y que el clima vuelva a ser un poco más benévolo que el de esta última semana que tuvo a mal traer a más de uno. Paciencia, gente, todo a su debido tiempo.