La carne aumentó entre $ 300 y $ 400 por kilo en carnicerías locales

Tal como habían adelantado comerciantes del sector, finalmente las nuevas subas llegaron a mostradores de Trenque Lauquen.

Un nuevo aumento del precio de la carne llegó la última semana a los mostradores locales tras la suba del kilo de la media res que se registró días atrás.
Así lo confirmaron desde distintas carnicerías de Trenque Lauquen, en las que señalaron que tras las subas del viernes de la semana anterior se vieron obligados a trasladar parte de dichos aumentos al consumidor.
El ajuste fue de entre $ 300 y $ 400 por kilo. Y si bien se trata de un aumento menor al experimentado anteriormente, se suma a una larga lista de subas en otros artículos de la economía doméstica diaria.

Pizarra
Según informaron desde una carnicería ubicada en la zona céntrica, la semana pasada algunos proveedores bajaron la carne con aumentos el viernes (de la semana pasada) y este lunes otra vez entonces no quedó más alternativa que “aumentar un poco el precio al mostrador”.
En este sentido señalaron que “era algo que ya se sabía”. “Nosotros intentamos mantener los precios al menos por unos días pero finalmente lo tuvimos que hacer”, se indicó.
A modo de ejemplo, desde el comercio indicaron que el kilo de carne picada pasó de $ 3.700 a $ 4.000; la bola de lomo de $ 5.500 a $ 5.800, en tanto que el kilo de cuadrada pasó de $ 5.100 a $ 5.800.
Además el asado (tira) llegó a los $ 5500 (previamente estaba a $ 5.200) y el puchero pasó de $ 2.500 a $ 2.900.

“Aumenta todo”
Por su parte, desde otra carnicería de la ciudad también confirmaron que los precios de venta de los distintos cortes de carne al consumidor final debieron ser ajustados luego de una suba de la media res que comenzó a implementarse desde la semana pasada.
En este sentido recordaron que el precio de la carne había bajado un poco luego del aumento experimentado tras la devaluación del mes de diciembre, aunque los valores no habían alcanzado el nivel previo a la modificación del tipo de cambio. Y añadieron que los aumentos registrados en los últimos días son en promedio de 350 pesos por kilo, dependiendo el tipo de corte.
“El problema es que aumenta todo, no solo la carne. Y eso genera que a la gente le alcance cada vez menos la plata”, expresaron al tiempo que pronosticaron que “si la situación sigue como hasta ahora en algún momento los aumentos se van a frenar pero porque la gente va a dejar de comprar”.