La Caja de la Abogacía de la provincia sesionó en dos jornadas en T. Lauquen

En el marco de este encuentro, La Opinión tomó contacto con el presidente de la entidad, el Dr. Daniel Mario Burke.

La Caja de la Abogacía de la provincia concretó una reunión de directorio en Trenque Lauquen entre jueves y viernes, encabezada por su presidente, el Dr. Daniel Mario Burke, quien en este marco dialogó con La Opinión.
Fue la primera reunión de este tipo que concretó la Caja en Trenque Lauquen, y del encuentro participaron, además de directores del organismo de diferentes departamentos judiciales bonaerenses, autoridades del CADJTL, entre ellos su presidente, Ricardo Paso. En tanto, el objetivo de estas propuestas es acercar más la institución a los colegas con encuentros en diferentes localidades del interior bonaerense que, por ejemplo, desde el año pasado ya se han dado en ciudades como Necochea y Dolores.
“El año pasado empezamos a salir al interior, no tanto al Conurbano, porque con el Conurbano estamos mucho más cerca y tenemos charlas más a menudo. Y la idea es acercar un poco a la Caja a los colegas del interior de la provincia”, destacó Burke.
 Jubilaciones
El profesional sostiene que este tipo de encuentros sirve para seguir abordando algunas inquietudes que, si bien se conocen, de esta forma se pueden charlar cara a cara, y remarcó que un tema muy importante en la actualidad para los colegiados tiene que ver con las jubilaciones. “Nosotros hoy estamos en $ 280.000 y sabemos que lo que hay no alcanza. Nosotros solamente nos nutrimos de los aportes de los colegas, no tenemos subsidios, no tenemos ayuda estatal, nada, entonces casi repartimos lo que podemos percibir. Que la situación está difícil, que la profesión está difícil, lo sabemos. Eso redunda en una reducción de aportes, pero igual tratamos de hacer un esfuerzo y sabemos que la vamos a aumentar. Pero se hace difícil”, explicó, añadiendo que éste sería posiblemente un tema a tratar en Trenque Lauquen.
Posibles cambios
En cuanto a planteos, proyectos y posibles iniciativas del Ejecutivo nacional que pudieran repercutir en la actividad de la abogacía, puntualmente en lo que refiere a trámites como sucesiones administrativas o divorcios, el colegiado señaló: “Obviamente, estos son temas que nos afectarían si llegan a salir. Estimamos que es un tema que no tiene que prosperar, primeramente porque es incumbencia propia de los abogados; después son distintas las actividades, en un divorcio hay muchas cuestiones legales de por medio que sí o sí van a requerir de una asistencia letrada porque si no vamos a encontrarnos con situaciones de desamparo de una de las partes si no tiene asistencia letrada, y la cuestión administrativa no es algo con lo que podamos decir que se van a bajar los costos, que es con lo que están queriendo vender este cambio. Es mentira esto. La gente necesita un abogado, necesita un juez que dirima las cuestiones, los problemas que siempre hay en un divorcio. El divorcio de común acuerdo y que no haya problema económico es muy chico. Y también están los divorcios que pareciera que son de común acuerdo pero no lo son: con la violencia de género podemos decir que en casos pareciera ser algo de común acuerdo y en el fondo hay gente obligada y amenazada. En esta cuestión por supuesto que estamos en desacuerdo por varios motivos”.