Jornada laboral reducida: cómo fueron las experiencias de las empresas inglesas que ya lo implementaron

Prueba piloto

Las compañías formaron parte de una prueba piloto. El 86% afirmó que es “extremadamente probable” que consideren mantener la política de trabajo de 4 días en el futuro.

El debate en torno a la reducción de la jornada laboral cobra relevancia en todo el mundo, sobre todo tras la pandemia de coronavirus. En el Reino Unido, unas 70 empresas formaron parte de un programa piloto que durante seis meses acortó la semana de trabajo a cuatro días y, en las últimas horas, compartieron algunas conclusiones preliminares de esa experiencia.

Un informe a cargo de la organización 4 Day Week Global, en asociación con el grupo de expertos Autonomy e investigadores de la Universidad de Cambridge, Boston College y la Universidad de Oxford, incluyó a 70 empresas inglesas con más de 3.300 empleados que obtienen un día libre pagado semanalmente durante el transcurso de la prueba.

Entre los resultados, que incluyen una pluralidad de enfoques de 41 de las 70 empresas participantes, los resultados más relevantes son: el 88% de los encuestados afirmó que la semana de cuatro días “está funcionando bien” para su negocio, al menos en esta etapa de la prueba y el 46% de los encuestados dice que la productividad de su negocio se ha “mantenido en el mismo nivel”, mientras que el 34% informa que ha “mejorado ligeramente” y el 15% dice que ha “mejorado significativamente”.

Sobre cuán suave ha sido la transición a una semana de cuatro días (siendo 5 “extremadamente suave” y 1 “extremadamente desafiante”), el 29% de los encuestados seleccionó 5, el 49% seleccionó 4 y el 20% seleccionó 3.

Además, el 86% de los encuestados afirmó que, en este momento del ensayo, es “extremadamente probable” o “probable” que consideraran mantener la política de cuatro días por semana una vez finalizado el período de prueba.

“Hasta ahora, la prueba de cuatro días a la semana ha sido extremadamente exitosa para nosotros. La productividad se ha mantenido alta, con un aumento en el bienestar del equipo, y nuestro negocio tuvo un desempeño financiero un 44 % mejor”, dijo Claire Daniels, directora ejecutiva de Trio Media.

Por su parte, Sharon Platts, directora de personal de Outcomes First Group, dijo que “la semana de cuatro días ha sido transformadora para nosotros hasta ahora. Estamos encantados de ver aumentar la productividad y la producción y también hemos podido hacer que funcione en nuestros servicios de educación y atención, que pensamos que sería mucho más desafiante. Si bien aún es pronto, nuestra confianza en continuar más allá de la prueba está creciendo y el impacto en el bienestar de los colegas ha sido palpable”.

“Repensar radicalmente el valor real de todo lo que haces como empresa nunca va a ser perfecto. Simplemente tratar de concentrar el mismo trabajo en horas más cortas no comprende completamente el problema que estamos tratando de solucionar. El piloto de cuatro días a la semana ya nos ha demostrado que hay cosas que podríamos haber implementado hace años que habrían mejorado nuestra productividad y ofrecido un mayor valor para las organizaciones con las que trabajamos”, afirmó por su parte otro de los encuestados que prefirió mantenerse anónimo.

Del mismo modo, Nicci Russell, el director gerente de Waterwise, dijo que la prueba piloto inicialmente involucró una curva de aprendizaje.

“Estamos orgullosos de participar en el ensayo y nos está yendo bien. No fue sencillo al principio pero ningún cambio importante lo es, y el equipo global de 4 Day Week nos informó y preparó bien. Todos hemos tenido que trabajar en ello, algunas semanas son más fáciles que otras y cosas como las vacaciones anuales pueden hacer que sea más difícil encajar todo, pero ahora estamos mucho más asentados en general que al principio”, indicó Russell.

“Logramos incorporar un gran bombardeo mediático sobre la eficiencia del agua durante el verano, lo que aumentó la carga de trabajo, pero aun así logramos apegarnos a la semana de cuatro días y las horas de trabajo estándar, y el equipo está bastante feliz. Ciertamente a todos nos encanta el día extra fuera de la oficina y volvemos renovados. Ha sido genial para nuestro bienestar y definitivamente ya somos más productivos”, aseguró.

Los proyectos en la Argentina

La pandemia intensificó el debate respecto de los modelos laborales y la Argentina busca no quedarse afuera de la discusión respecto a una posible reducción de la jornada laboral.

En nuestro país, por la ley 11.544, la jornada laboral legal máxima es de 48 horas semanales, una de las más altas a nivel mundial. Mientras que la jornada laboral efectiva ronda entre las 38 y las 40 horas.

El senador Mariano Recarde ha sido uno de los principales impulsores del debate. Mientras que el año pasado, el diputado Hugo Yasky –uno de los 12 legisladores nacionales de origen sindical que habita la Cámara baja– presentó un proyecto que busca la reducción de la jornada laboral legal de 48 a 40 horas semanales.

Otras experiencias en el mundo

En 2021 se conocieron las conclusiones de un estudio realizado en Islandia durante cuatro años, entre 2015 y 2019, que reveló que trabajar menos horas por el mismo salario mejora el bienestar de los trabajadores, sin que se produzca una merma en la productividad.

Durante esos cuatro años, unos 2.500 empleados del sector público participaron en dos grandes ensayos, trabajando entre 35 y 36 horas semanales de las 40 que eran habituales, sin reducción en sus salarios.

De los ensayos surge que el bienestar de los trabajadores aumentaba “drásticamente” en una serie de indicadores, desde el estrés percibido y el agotamiento, hasta la salud y el equilibrio entre la vida laboral y la personal. (DIB)