Jornada de traducción, con pruebas de destrezas y juegos ecuestres

Los festejos por el 148° aniversario de la ciudad continúan este domingo con el tradicional desfile criollo, de motos y autos antiguos, que este año vuelve al centro de la ciudad.

En una jornada bien tradicionalista, con un clima agradable y gran marco de público se desarrolló este sábado en el predio de Macaya y Mirabelli (Tres de Fierro) la Prueba de Riendas, que se prolongó durante gran parte de la tarde con destrezas criollas y juegos ecuestres, para culminar con el entrevero de tropillas, uno de los momentos más esperados del encuentro, que formó parte de los festejos por el 148º aniversario de Trenque Lauquen.

El intendente municipal, Francisco Recoulat, acompañó las actividades que comenzaron temprano por la mañana con el izamiento de la Bandera Nacional, y estuvo presente durante toda la jornada. También asistieron el secretario de Gobierno, Martín Borrazás; el secretario general, Juan Manuel Sotullo; el secretario de Obras y Servicios Públicos, Manuel Silva Muñoz; el subsecretario de Producción y Desarrollo Económico, Germán Lauro; el director de Cultura, Guillermo Ruiz y la concejal Yanina Luján.

Durante todo el día, los jinetes locales y de otros puntos del país mostraron sus habilidades mientras el público disfrutaba del espectáculo, en familia, y compartiendo el mate en una jornada soleada. También hubo servicio de cantina que tuvo gran movimiento durante el día.

La jornada contó con la participación especial de Cristian Lanari con una tropilla de bayos cuarto de milla, de la provincia de Santa Fe; “Cucho” Ayala, con lobunos redomones, provenientes de General Arenales; Marcelo Luengo de Trenque Lauquen con picazos overos; Julio Marino de Arroyo Venado (Guaminí), con entrepelos; Iñaki Salvador de Casbas, con los blancos; Pedrito Sagasti, de 9 de Julio, con petisos moros, y Rosendo, de Teodelina, Santa Fe con picazos.

En el entrevero, los caballos buscan a la madrina hasta volver a ordenarse y formarse, en un espectáculo digno de verse que despertó el aplauso de todos los presentes.

Fue un lindo encuentro para los amantes de los caballos y de los juegos ecuestres.

Los festejos por el 148° aniversario de la ciudad continúan este domingo con el tradicional desfile criollo, de motos y autos antiguos, que este año vuelve al centro de la ciudad.

Las agrupaciones con sus caballos y jinetes saldrán del predio de Macaya y Mirabelli, continuarán por la calle Tala hasta Wilde-Villegas donde se sumarán las motos y los autos antiguos, para estar alrededor de las 15 frente al Palacio Municipal donde todo estará preparado para que el público pueda disfrutar del tradicional desfile.

Luego, cerca de las 18, llegará el momento de la música con la participación de la agrupación local Pampa y Río, con una propuesta festivalera para cantar y festejar el cumpleaños de la ciudad, y el cierre con los cordobeses Vinales.

En la Plaza San Martín, los feriantes acompañarán las actividades con sus distintas propuestas y trabajos artesanales.