Haydeé Merino, historia pura

Por suerte, Trenque Lauquen tiene varios y muy buenos historiadores. Pero hoy queremos destacar la trayectoria y el compromiso de alguien en particular: la docente Haydeé Merino.

HaydeeComo nadie, Haydeé tiene presente en su memoria gran parte del acontecer local, producto de la ardua tarea de investigación que ha llevado a cabo durante muchos años, en parte con otros profesores, historiadores y entusiastas.

No es raro que cuando alguien quiere saber algo de la historia del distrito recurra a esta querida vecina, que siempre comparte sus conocimientos con total amabilidad.

Nació en Nueva Galia, provincia de San Luis. Se instaló con su familia tiempo después en 30 de Agosto. Y luego en la ciudad de Trenque Lauquen.

Docente de Educación Democrática de secundaria y terciaria, y museóloga, jubilada en 1993, y concejal por el justicialismo de 1987 a 1991, Haydeé le ha dedicado, y aún le dedica, buena parte de su vida a la historia local.

Ha recuperado datos muy importantes. Fruto de su labor, en buena parte junto a la profesora Cristina Goires de Yarza, se han traído al presente historias como la de los regimientos que estuvieron en Trenque Lauquen en su etapa fundacional, las Damas de la Misericordia, la plaza principal de la ciudad, la piedra fundacional del antiguo palacio municipal, la Clínica García Salinas y la Farmacia Mayo entre otras.

Merino fue parte importante, junto a la profesora Teresa Fabris de Guerrero y otros investigadores, del proyecto por el que surgió el libro “Trenque Lauquen. Historia y Progreso”, publicado en 1989, que reúne una parte importante de la historia de la ciudad cabecera, a partir de trabajos hechos por historiadores, profesores de historia y entidades educativas.

De manera similar se le dio forma a “Huellas”, otra obra histórica local trascendental, en este caso publicada en 1995 y enfocada en los distintos pueblos y parajes del distrito.

Por otro lado, Haydeé fue directora de Cultura comunal desde diciembre de 2005 hasta fines de 2007, período en el que, entre otras iniciativas, nació la idea de la Escuela Municipal de Música.

Además, en 2017 fue proclamada Fortinera Trenquelauquenche.