Gran presencia de serpientes, arañas, alacranes y lagartos en distintos sectores de la ciudad

Desde el Centro de Zoonosis municipal aseguraron que en esta época del año se produce una presencia importante de este tipo de alimañas y reptiles. Además señalaron que se trata de especies no venenosas, aunque no se descarta la presencia de algún alacrán más peligroso. De todas formas, hasta el momento no se han detectado este tipo de especies.

La titular del Centro de  Zoonosis municipal trenquelauquense, Rosario Guarrochena, habló de la aparición en esta época de año de una gran cantidad de arañas, alacranes y serpientes en plena ciudad y explicó las razones por la cuáles la presencia de este tipo de alimañas es más frecuente en estos días.
Según Guarrochena, «los arácnidos y alacranes en esta época salen a alimentarse y reproducirse. Generalmente se alimentan de otros insectos, que en esta época hay más, de ahí que se los puede ver con más frecuencia».
Por otra parte la veterinaria sostuvo que «estamos viendo la presencia sobre todo de alacranes». «Hay  que identificarlos, si se trata de un alacrán venenoso o no. Desde Zoonosis pedimos a los vecinos que nos contactan que acerquen  algún alacrán hasta la oficina o bien nos manden una foto por WhatsApp que nosotros lo identificamos, y les damos todas las explicaciones sobre la especia a la cual pertenece. Y cómo actuar. Obviamente se recomienda no tocarlos ya sean arañas o alacranes» comentó.
Y añadió: «No hemos encontrado especies venenosas de alacranes, lo que no significa que no pueda haber. Hay zonas del país, como el norte, donde hay siempre. Vienen en los camiones con la leña y pueden llegar a encontrarse. Generalmente, cuando hay uno, hay otro alacrán más, porque andan en pareja. Se alimentan de insectos y cucarachas también».
Siempre ante una picadura o mordedura, sea de arácnido o de una serpiente, no hay qué hacer torniquete, no hay que succionar la herida ni colocar ningún producto más que lavar la herida con agua y jabón, poner hielo y trasladarse de inmediato a un centro de salud, y en lo posible sacar una foto del animal que lo picó o lo mordió para poder identificar de qué especie se trata.
Prevención
La veterinaria también indicó que las medidas de prevención siempre son tener la casa limpia y el pasto corto. Los alacranes suelen vivir en lugares como por ejemplo salidas de los desagües, cloacas, bajo las piedras, escombros o troncos. Por eso cuando se hace limpieza en esos lugares se recomienda tener guantes.
Los mosquiteros y burletes son de utilidad para evitar que ingreses a las casas.
Peligros
Los alacranes venenosos son peligrosos, los no venenosos igual pican y causan un ardor local.
Respecto a las arañas que se pueden encontrar a nivel local, la especialista consultada dijo que se trata de arañas de jardín o arañas lobo, que no son venenosas pero también pican.
La única araña con la que hay que tener cuidado en nuestro país se encuentra en la zona rural y es la viuda negra, una araña pequeña y negra que tiene un punto rojo o naranja en su abdomen. Es una araña venenosa muy potente. Pero no la vamos a encontrar en la ciudad, y en nuestra zona hemos tenido una sola picadura de este tipo de arañas que se dio cerca de Las Tunas.
También está la araña domiciliaria que es la loxoceles. Vive dentro de los domicilios. Su picadura causan dolor local. Es la famosa araña violinista o de los cuadros. No es tan potente su veneno pero de todas maneras hay que tratarlo.
Todos estos arácnidos e insectos cumplen una función en el ecosis-tema. No hay que matarlos porque sí, aunque la gente cuando lo ve se asusta y los mata. Pero tienen una función que es la de alimentarse de otros insectos que suelen molestarnos como las moscas o las cucarachas.
Culebras
«También nos está pasando que nos llaman y nos consultan por la aparición de culebras en Trenque Lauquen. No hay especies venenosas en la ciudad. Son todas culebras. Vamos a encontrar las falsas yarará, la culebra verde y negra, la culebra de agua. Y sucede lo mismo que con las arañas y los alacranes, la gente se asusta y las matan, entonces le pedimos que les saquen fotos», indicó guarrochena.
Además la entrevistada sostuvo que es fácil sacarlas afuera del hogar y arrojarlas en algún canal o campo, un lugar abierto donde no molesten porque cumplen una función muy importante porque se alimentan también de insectos, pequeños roedores y anfibios. «No son animales agresivos. Es más, se asustan de la presencia de los seres humanos. Y nos encontramos con ellas cuando salen a alimentarse. Son de hábitos diurnos, es decir que es muy habitual encontrarlas de día», indicó.
 Cómo actuar
Por último Guarrochena recomendó que «siempre ante una picadura o mordedura, sea de arácnido o de una serpiente, no hay qué hacer torniquete, no hay que succionar la herida ni colocar ningún producto más que lavar la herida con agua y jabón, poner hielo y trasladarse de inmediato a un centro de salud, y en lo posible sacar una foto del animal que lo picó o lo mordió para poder identificar de qué especie se trata».
Lagarto overo
También los vecinos han detectado una alta presencia en la ciudad, accesos y sus alrededores del denominado lagarto overo, una especia autóctona que se encuentra también de día y no es tampoco un animal peligroso, que se alimenta de roedores, anfibios e insectos, nada y habita en lugares como pozos, bajo troncos y otros sitios húmedos. A la vez que se asusta ante la presencia de humanos o animales como perros. Aunque puede atacar si se siente amenazado.
Se trata de una especie silvestre, que no se puede tener en cautiverio.