Farmacia Pereda, un emblema de la comunidad que dijo adiós

Una historia que tuvo su inicio en 1897

Si bien el negocio comenzó a funcionar con este nombre en 1978, la historia del mismo se remonta hacia fines del siglo XIX cuando abrió sus puertas como Farmacia y Droguería Latina.

Hace poco más de 20 días, Trenque Lauquen se enteró de una noticia que, sin dudas, llamó a la nostalgia de muchos: la Farmacia Pereda había dejado de existir, por lo menos con ese nombre, todo un emblema en la comunidad, y, mucho más, en la actividad farmacéutica local.

Este comercio fue una de las “marcas registradas” de la ciudad, en este caso, una que se destacó en el rubro farmacéutico hasta hace apenas semanas cuando este conocido negocio ubicado en Villegas 368 pasó a llamarse Farmacia Soldivier iniciando así una nueva etapa.

Historia

Cabe destacar que todo comenzó hacia finales del siglo XIX, más precisamente en el año 1897, cuando fue fundada una firma por Don Gregorio García, farmacéutico diplomado en las universidades de Madrid y Buenos Aires. Su primer nombre fue el de Farmacia y Droguería Latina.

Cabe señalar que Don Gregorio García fue el padre del Dr. Pedro García Salinas, uno de los hombres más hacedores y progresistas con que contó Trenque Lauquen.

Siguiendo con la historia, puede señalarse que esta farmacia perteneció luego a Don Faustino C. Mayo con el nombre de Farmacia García y, desde el 12 de febrero de 1940, a Jesús E. Pereda, funcionando en ese momento en avenida Villegas 426.

Algunos años antes, en 1934, Jesús E. Pereda, quien ya trabajaba en esta farmacia, se recibió en la ciudad de La Plata como idóneo farmacéutico. En ese momento, los farmacéuticos eran Emma Rodríguez y luego Pedro Horacio Blanco hasta la llegada de Francisco León “Pancho” Pereda, quien obtuvo el título de farmacéutico el 24 de noviembre de 1964.

De esta época, hay muy buenos recuerdos aunque algunos sinsabores como un incendio sucedido a principios de la década del ‘50 que destruyó a la farmacia. “Nosotros vivíamos en la farmacia, pero un día se incendió toda. En esa época los Bomberos estaban al lado de la Comisaría, me acuerdo que íbamos para el cine y vimos que se incendiaba la farmacia, fue terrible. Se incendió todo, se cayó el techo entero, no quedó nada. Me acuerdo que uno de los bomberos se cayó arriba de una vitrina porque se desmoronó el techo”, recuerda Olga Pereda, hija de Jesús E. Pereda, consultada por La Opinión.

Respecto de la etapa que tuvo a “Pancho” Pereda como principal sostén, sus más allegados destacan que su vida siempre estuvo ligada fuertemente a la farmacia, desde su recibimiento en 1964 hasta su fallecimiento el 30 de abril de 2022, lo cual suma 57 años de mucho esfuerzo, dedicación y compromiso.

Otro dato a destacar marca que en 1978 la farmacia se trasladó a Villegas 368, su última dirección, con el nombre de Farmacia Pereda funcionando hasta el 31 de mayo de 2023.