Familia que sufrió el derrumbe de parte de su vivienda solicita ayuda

Mónica, la mujer damnificada por el triste episodio, aseguró que se quedaron sin nada. Desde el Municipio señalan que el inmueble corre riesgo de otro derrumbe, por lo cual pidieron a la familia que abandone el lugar por seguridad. Aunque desde la familia aseguran que no tienen sitio a donde ir.

Las fuertes lluvias registradas el pasado jueves en horas de la madrugada provocaron el derrumbe de parte de una vivienda ubicada en calle Orellana al 600. A raíz de ello la familia que allí reside está solicitando colaboración para poder paliar la situación.
El Municipio de T. Lauquen asistió a los vecinos damnificados, aunque después de realizadas las pericias en el lugar se constató que el inmueble cuenta con graves problemas edilicios por lo que corre riesgos de un nuevo derrumbe. Por tal motivo pidieron a los moradores que abandonen el lugar por cuestiones de seguridad, y ofrecieron ayuda para que puedan costear un lugar donde alojarse. Sin embargo la familia damnificada no estaría pensando en abandonar el lugar ya que aseguran que no tienen sitio a donde ir.
En diálogo con La Opinión, Mónica, vecina afectada por el derrumbe de la vivienda, indicó: «Estamos necesitando mercadería y ropa principalmente».
Por otra parte la mujer indicó: «Nosotros nos quedamos en la casa a pesar de que nos pidieron que nos retiremos porque no tenemos dónde ir». A tiempo que agregó: «Yo de acá, de mi casa, no me voy a mover porque hay dos criaturitas chiquitas de por medio y a la calle no vamos a ir a parar».
Por otra parte la mujer señaló que desde la Comuna también se comprometieron a ayudar con materiales para hacer un trabajo de reparación de la casa. Y remarcó a los vecinos que quieran colaborar: «Lo que más necesitamos es ropa y mercadería, y la pueden acercar a Orellana al 600. Hemos perdido casi todo, pero la gente de Trenque Lauquen es muy solidaria y nos está dando una mano muy grande».
Preocupación
En tanto, desde el Municipio se refirieron a la situación y señalaron que personal de la Comuna se acercó hasta el lugar luego del incidente y tras realizar una pericia constató que el estado edilicio del inmueble es muy endeble y corre riesgo de sufrir otro derrumbe, por lo cual, por motivos de seguridad, solicitaron a la familia que allí reside que abandonen la vivienda.
Y señalaron que ofrecieron ayuda económica para costear un alquiler al menos hasta tanto se solucionen los problemas estructurales que sufre el lugar.
La preocupación de las autoridades municipales, según confirmaron fuentes del Departamento Ejecutivo, es la seguridad de la familia que corre riesgo ante las deficiencias con las que cuenta la vivienda.
En este marco, ayer a la tarde se pudo confirmar que se confeccionó un listado de materiales a utilizar para un arreglo, tarea que podría quedar a cargo de un familiar de la vecina, mientras que el Municipio aportaría materiales, esto luego de una evaluación al respecto de parte de un equipo técnico, destacándose desde la Comuna que siempre están «dispuestos a ayudar ante este tipo de situaciones fortuitas que le pueden tocar a cualquier vecino».