Factores que explican la suba en el consumo y la comercialización de drogas a nivel local

El natural crecimiento demográfico, la “normalización” del consumo y las consecuencias del confinamiento en el marco de la pandemia de Covid-19 son algunas de las causas de este crecimiento que puede apreciarse en el plano local y el provincial tomando como parámetro los últimos 10 años.

Si bien en lo que respecta al consumo y comercialización de drogas la realidad de Trenque Lauquen y la región dista de lo que ocurre en las grandes urbes del país y el Conurbano bonaerense, esta parte de la Provincia de Buenos Aires no está exenta de una problemática muy difícil de erradicar a pesar de los esfuerzos realizados por autoridades políticas, judiciales y policiales.

Por el contrario, y tomando como parámetro el periodo de los últimos diez años, se percibe un crecimiento de estas acciones las cuales encuentran su explicación en determinados factores bien definidos: el natural crecimiento demográfico, la “normalización” del consumo y las consecuencias del confinamiento en el marco de la pandemia de Covid-19 son algunas de las causas más relevantes.

n Crecimiento

En este marco, diario La Opinión tomó contacto con el Dr. Raúl Carini Hernández, a cargo de la Unidad de Causas Complejas y Estupefacientes de Trenque Lauquen, quien brindó un panorama de lo que ocurre hoy a nivel local y regional: “Para brindar un panorama en cuanto a cómo estamos en la temática de drogas en la evolución de un periodo de tiempo podemos evaluarlo en un lapso de 10 años a la fecha. Obviamente, hay que tener en cuenta diferentes factores como el crecimiento demográfico, pero tampoco hay que olvidar que en el medio de estos 10 años tuvimos también algunos acontecimientos que hicieron que se cambiara el ritmo normal de vida y uno de ellos fue la pandemia, que no fue solamente un encierro, un aislamiento, sino que también generó la aparición de muchas situaciones y conflictos desde el punto de vista emocional y mental las cuales fueron paliadas por algún tipo de nuevas experiencias (o bien experiencias anteriores que se profundizaron) y que (en algunos casos) tienen que ver con el consumo de drogas”, dijo el letrado antes de agregar: “Nosotros, a diferencia de lo que pensábamos de que no íbamos a tener demasiado trabajo en virtud del aislamiento y la no circulación, fue todo lo contrario. En esa época se trabajó mucho”.

En este sentido, agregó: “Y si bien el trabajo nuestro es una persecución contra el delincuente que comercializa ese estupefaciente, atrás de cada comercializador hay cientos de consumidores. Y considero que hubo, a partir de ese momento, nuevos consumidores, más allá de la evolución normal de la vida moderna en la cual lo que antes era malo, mal visto y las personas eran temerosas de hacerlo como es el consumo, hoy es una cuestión mucho más ‘normalizada’ y también de trato a nivel personal, familiar y educativo. Hoy se alzan voces en las que se habla de que el consumo no es malo y eso lo dirá con mayor precisión la parte de la ciencia que se dedica a la salud, pero considero que hubo un crecimiento (del consumo de drogas) por esas cuestiones y que se profundizó por esa situación excepcional que trajo la pandemia”.

n En la zona

En el mismo sentido, agregó: “Nosotros trabajamos la zona y es muy difícil a veces abstraerse de los datos generales de 13 partidos. En Trenque Lauquen sí hubo un crecimiento del consumo y ese crecimiento de los últimos 10 años tiene que ver con la aparición del consumo a corta edad, en la adolescencia y preadolescencia, ya después el mayor sabe lo que hace y decide hacer eso con su vida. En los jóvenes de corta edad es donde se ha destapado un poco la cuestión, y eso se nota y trae consecuencias, padecimientos, excesos, internaciones y muchas más cosas que antes existían pero no se visibilizaban tanto como ahora”.

“En las cuestiones de rango de delitos que tiene la Ley de Drogas, las comercializaciones aumentaron y bastante para lo que es nuestra zona, porque si bien es amplísima en cuestión territorial, poblacionalmente no estamos hablando de los índices y volumen de trabajo de hechos delictivos como tiene el Conurbano o las grandes urbes como Mar del Plata, La Plata y Bahía Blanca. Nosotros somos más de la franja de la zona interior con la que podemos compararnos con departamentos judiciales como Necochea y Pergamino que son de similares características, más allá de que nosotros en esta zona estamos en el interior del interior, una zona no de tanta atracción donde puede haber algún polo como un puerto o rutas de tránsito hacia ciudades donde la conflictividad del delito de drogas está a flor de piel, como en Rosario o Mar del Plata. Decimos puerto porque muchas veces por el puerto ingresa lo que viene de afuera o, bien, sale. Porque Argentina, lamentablemente, se ha vuelvo importador y a veces exportador de la droga”, agregó el etrevistado.

n Drogas y precios

Consultado sobre cuáles son las drogas que más circulan en la actualidad, Carini Hernández comentó que “el 80% de la droga que más circula no solamente en Trenque Lauquen, sino a nivel provincial (la estadística de la Procuración del año pasado así lo indica) es la marihuana, el resto se divide en un 15% en estupefaciente cocaína y el otro 5% en la variedad de otro tipo de estupefacientes. Pero la marihuana sigue siendo la droga por excelencia y es la que más se secuestró el año pasado a nivel provincial y a nivel local”.

En este marco, afirmó que los precios de estas drogas “son muy variables y siempre tienen una referencia de cómo estamos en la parte económica del país. Por ejemplo, la cocaína se maneja a precio dólar, si aumenta el dólar el estupefaciente aumenta. En la corrida del dólar que hubo desde el año pasado a la fecha el estupefaciente aumentó muchísimo, el año pasado una bolsita de cocaína se comercializaba a $8 mil, $9 mil, $10 mil y hoy se está hablado de $25 mil. Son bolsitas que contienen una cocaína que al momento de ser periciada contiene mucho reductor o muchos elementos de estiramiento y que tampoco tienen un pesaje de 1gr. Estamos hablando por debajo del gramo entre $20 y $25 mil. Ese es el valor de la cocaína y el de la marihuana, al haber mucho producto de la planta (el famoso cogollo) los frascos varían respecto de la dimensión del frasco, pero también es una droga costosa. Se habla de $100 mil o $150 mil el frasco, hasta $200 mil. Lo fraccionado en bagullos es para el consumo de los muy jóvenes que a veces compran una porción muy pequeña o un cigarrillo armado que tienen un costo de $4 mil. Esos son más o menos los valores. No solamente la droga hace mal, sino que también es muy cara. Es difícil para la persona que consume hacerse de ese dinero que no se gasta una sola vez por mes, sino que el consumo es bastante reiterado con lo cual tienen que tener un ingreso económico importante para concretar ese consumo y luego se ven las consecuencias de aquello que se saca de los ingresos de una familia para destinarlo al consumo”.

n Edades

En cuanto a las edades de quienes más consumen este tipo de drogas, Carini Hernández explicó que “si bien hay una marcada tendencia a que el consumo se da en una edad por debajo de los 40 años, no sorprende que arranque en los 13 o 14 años. Hay una edad de la adolescencia en la cual se consume bastante y en la que no hay ninguna diferencia respecto del género, hoy las mujeres consumen también de manera muy elevada. También hay personas de más de 40 que consumen mucho, pero se ve menos, la mayor cantidad de consumidores en franja etaria es hasta los 45 años”. Respecto de la edad de los comercializadores, el entrevistado comentó que “de la misma manera que en el consumo, hay de cualquier edad y de cualquier sexo”. “En las causas que nosotros hemos trabajado hay muchas personas detenidas del sexo femenino”, detalló.

En este punto, precisó: “El año pasado tuvimos, entre lo que se venía teniendo por condenas y detenidos nuevos, 113 personas según informa la Procuración, entre las cuales algunas están con prisión domiciliaria (con la famosa pulsera electrónica) y la mayoría son femeninas”.

Y agregó que “el Departamento Judicial de Trenque Lauquen fue el que tuvo mayor elevación de causas a juicio, eso significa que las causas donde hay imputados (el 98% son comercializaciones y casi el 95% son personas privadas de libertad y el otro 5% están con falta de mérito o con algún tipo de excarcelación) a las personas se les da una respuesta rápida. Por lo menos se eleva la causa a juicio y luego se dispone a través del tribunal la fecha de debate. Pero gran parte de esas causas que se elevan a juicio con personas detenidas, por no decir más del 90%, terminan con una sentencia de juicio abreviada. A lo que es la eficiencia judicial, tenemos respuestas rápidas y por eso fuimos destacados por la Procuración en ese punto que nos parece importante”.