“Es cada vez más preocupante ver cómo el dinero que se aporta se degrada rápidamente”

Las entidades de bien público y su esfuerzo por seguir ayudando

La Opinión dialogó con Ana Mina, tesorera de Lipolcc; Lía Luaces, presidenta de Genap, y Alejandro Palomeque, referente de Cáritas Trenque Lauquen, quienes contaron cómo sobrellevan este tiempo difícil. “Vemos que día a día aumenta la cantidad de gente que nos está pidiendo alimentos. Indudablemente a la gente el dinero no le está alcanzando”, explicó este último.

Un contexto económico difícil que se dilata en el tiempo durante meses y meses afecta, en mayor medida, a todos los sectores de la comunidad. Y, en ese marco, las instituciones de bien público, cuyo objetivo es ayudar a quienes más lo necesitan, se vuelven fundamentales.

No obstante, tampoco este tipo de entidades tan necesarias en toda ciudad escapan a una inflación que golpea a todos, sea cual esa el sector social y económico al que se pertenezca.

En ese marco, La Opinión tomó contacto con referentes de Lipolcc, Genap y Cáritas Trenque Lauquen para conocer cómo se sobrelleva este momento de dificultad general.

Ana Mina, tesorera de Lipolcc Trenque Lauquen, comentó al respecto: “Nosotros, gracias a Dios, no tenemos problemas económicos. Lipolcc siempre ha sido una institución que se ha manejado en orden y no hemos cortado la ayuda, al contrario, cada vez hay más requerimiento. Y si bien las drogas y medicamentos han aumentado mucho, hemos podido responder”.

En este sentido, comentó de qué manera Lipolcc logra sustentarse desde el punto de vista económico para continuar brindando un servicio esencial. “Nosotros tenemos la cuota de socios y las donaciones que hace la gente, muchas de ellas son anónimas y otras se hacen a través de un aporte por los que fallecen el cual se llama ‘Flores que no marchitan’ que funciona de la siguiente manera: en lugar de enviarse una ofrenda floral, la gente hace una donación económica y luego se le hace llegar la tarjeta a los familiares avisando que Lipolcc Trenque Lauquen ha recibido una donación en homenaje a la persona fallecida”, explicó.

Asimismo, Mina comentó que un ingreso importante para la institución es el bono contribución que se edita cada año y medio. “Siempre tenemos el bono contribución, pero en este momento no está en circulación porque está vendiéndose el bono de Genap y, cuando ese termine, empezamos nosotros, que seguramente será el próximo mes de octubre o noviembre. Dura un año y con eso tenemos una buena entrada”, dijo.

Por último, señaló que, debido al contexto difícil que hoy atraviesa la Argentina “nos damos cuenta que siempre va quedando menos dinero en la cuenta”. “Pero después lo recuperamos cuando empieza a entrar la cobranza, porque la medicación aumentó muchísimo. Las bolsas de colostomía es impresionante lo que han aumentado, porque no se trata de un 10%, estamos hablando de un 50% y de hasta un 100%”, indicó.

Apoyo

Por su parte, Lía Luaces, presidenta de Genap Trenque Lauquen, también contó cuáles son los ingresos que permiten el sostén económico de la institución. “Genap viene por suerte desde hace varios años trabajando muy bien, fundamentalmente gracias a la rifa que sacamos año por medio después de la de Lipolcc, la cual se vende muy bien en la comunidad. Eso es un apoyo que nosotros sentimos y agradecemos profundamente. Esa rifa, que al ser bien vendida deja un saldo muy favorable para la institución, es la que nos permite sobrellevar la función que tiene Genap en su atención a los pacientes oncológicos y a los familiares”, dijo.

Asimismo, agregó: “Después tenemos una pequeña masa societaria que no es muy importante pero que siempre es una ayuda y esporádicas donaciones o espectáculos que se hacen a beneficio de Genap. Siempre hay aportes que de alguna manera nos ayudan, si bien el fuerte de mantenimiento de Genap está dado a través de la adquisición de la rifa. Si la comunidad no colaborara tan generosamente de esa manera estaríamos en serios problemas porque no recibimos ni ayuda ni subsidios de ningún lado, además la atención en Genap es gratuita. Pese a estas dificultades podemos seguir remándola hasta ahora sin sobresaltos”.

Más necesidad

En tanto, Alejandro Palomeque, de Cáritas Trenque Lauquen, comentó cómo repercute el actual contexto económico, principalmente el índice inflacionario mensual, en los fondos que maneja la institución.

En principio, recordó: “Acabamos de culminar la colecta en la cual se juntó $1.200.000 de los cuales el 33% queda en Trenque Lauquen y el otro 66% va a la Diócesis. De ese 66%, Trenque Lauquen va a recuperar más del 66% en proyectos de refacciones de hogar. Es decir que tenemos proyectos en camino por los cuales nos envían dinero para poder ejecutarlos. Ese dinero va a superar el 66% que tenemos que enviar”.

Seguidamente, Palomeque explicó qué es lo que se aprecia, mes a mes, desde la entidad que integra.  “En la situación actual es cada vez más preocupante ver cómo el dinero que se va a aportando se degrada rápidamente gracias a la inflación y al costo que tienen los alimentos. Porque  el dinero que nos va ingresando lo invertimos rápidamente en alimentos para poder paliar los pedidos. Lo cierto es que no podemos hacer un stock tan grande porque los alimentos tienen fecha de vencimiento, porque hay alimentos que se ponen en mal estado de acuerdo al tiempo, o se humedecen, o se llenan de gorgojos. Entonces, nos complica muchísimo la inflación para los recursos con los que contamos”, sostuvo.

Por último, comentó un dato sumamente preocupante y que refleja la necesidad actual y creciente de una parte de la comunidad: “Vemos que día a día aumenta la cantidad de gente que nos está pidiendo alimentos. Indudablemente a la gente el dinero no le está alcanzando. También observamos que las personas cada vez donan menos porque indudablemente está apretando el bolsillo y lo que vemos ahora, con este frío, es la terrible necesidad de frazadas y de camperas de abrigo sobre todo en hombres. Necesitamos ropa de hombre de abrigo y ropa de cama de abrigo. Eso es lo que más estaríamos necesitando”, informó.