“En lo que va del año se secuestraron 280 motos y solo alrededor de 50 fueron retiradas”

Según explicó la titular de Contralor, Maria Córdoba

Se aseguró además que, más allá del trabajo que se realiza desde el área, la cantidad de motos que infringen las normativas vigentes es importante. Y se señaló que parte de la problemática se debe a una falta de conciencia y respeto por las normas vinculada a una cuestión “cultural”.

El problema de las motos y las molestias por ruidos y otras circunstancias no es nuevo en nuestra ciudad, aunque en esta época del año se intensifica. Y en los tiempos que corren aún más debido a que una nueva modalidad ha ganado terreno, consistente en la organización de reuniones de motociclistas a través de las redes sociales, que se juntan en una ciudad determinada y realizan caravanas provocando ruidos molestos, maniobras peligrosas y otras acciones sobre dos ruedas que ponen en riesgo la vida propia y la de terceros.
Al respecto la titular del área de Contralor del Municipio, María Córdoba, señaló que se trata de una situación muy difícil ya que más allá de los esfuerzos y controles que se realizan cotidianamente, la falta de conciencia y de respeto a las normas de tránsito por parte de muchos motociclistas es total. Y a modo de ejemplo señaló que en lo que va del año se secuestraron 280 motos, de las cuales sólo 50 fueron retiradas. Y eso habla a las claras del no respeto a las normativas vigentes, ya que el número de motos en las calles no merma.

Secuestros

Córdoba habló del la problemática de las motos en nuestra ciudad y destacó en primer término que en lo que va del año se llevan secuestradas 280 motos de las cuales 30 corresponden al mes de noviembre. Y añadió que en esta época del año se genera un trabajo mayor porque los  jóvenes, y en algunos casos no tanto, organizan juntadas a través de las redes en distintas ciudades de la región donde se reúnen caravanas de 100 motos que provocan todo tipo de inconvenientes a la comunidad e infringiendo la normativas de tránsito.
En este sentido la funcionaria añadió que “en esta época del año es cuando más se intensifica el trabajo”. “Tenemos un problema con las motos que se juntan y recorren toda la ciudad con caños de escape modificados y demás. Se contactan por redes sociales y se juntan, se hacen en diferentes distritos, van rotando por la región”, explicó.

Trabajo

Respecto al trabajo de su área, Córdoba sostuvo: “Estamos trabajando con las leyes de tránsito, son infracciones de tránsito las que se realizan. Trabajamos con Policía realizando operativos en conjunto. Podemos poner 80 inspectores de tránsito pero si tenemos caravanas de 100 motos es muy difícil de abordar. La ordenanza nos habilita a levantar motos que no respeten las normas pero no podemos arriesgar a correr a nadie. Estos chicos ponen en riesgos a terceros”.
Asimismo destacó que “estos motociclistas infringen todas las leyes de tránsito. Hasta octubre llevamos secuestradas 250 motos, más 30 en el último mes, son 280 en total de las cuales se retiran por año algo así como 50 motos. Esto es una cuestión de respeto a la vida, no solo la propia sino a la de terceros”. Al tiempo que añadió: “Hay algunas personas a las cuales les secuestramos la moto y a la semana la vemos en otra y la verdad que se hace difícil. Sin contar las agresiones que reciben permanentemente los inspectores de tránsito, que no están haciendo otra cosa que su trabajo”.

Vecinos

Por otra parte la funcionaria se refirió a la reacción de los vecinos en torno a la problemática de las motos y reconoció: “Nosotros somos la cara visible y la gente se enoja con razón, los fines de semana en el Parque se juntan 30 motos haciendo contraexplosiones frente al Geriátrico, o corren y no se puede terminar de una, es una moda, lo hacen como diversión o entretenimiento”.