Emociones y recuerdos en la inauguración de la muestra de Héctor “Coco” Rodríguez Fedele

En el Museo de Arte Mural

Del acto participaron el Intendente municipal, Miguel Fernández; la esposa de Rodríguez Fedele, Cecilia Giaccaglia, y sus dos hijas, Sol y Laura; amigos del artista; autoridades, representantes de instituciones, muralistas, artistas plásticos, y vecinos en general.

Después de la inauguración de la Escuela de Muralismo y Arte Comunitario (EMAC), y en una tarde cargada de emociones y recuerdos quedó inaugurada el sábado en el Museo de Arte Mural “Rodolfo Campodónico” (Rivadavia casi esquina Dorrego) una muestra de obras del reconocido muralista Héctor “Coco” Rodríguez Fedele, en reconocimiento a la labor y el legado que dejó el querido artista.

Del acto participaron el Intendente municipal, Miguel Fernández; la esposa de Rodríguez Fedele, Cecilia Giaccaglia, y sus dos hijas, Sol y Laura; amigos del artista; autoridades, representantes de instituciones, muralistas, artistas plásticos, y vecinos/as.

“Quiero agradecerle a la familia de Coco (Rodríguez Fedele) la generosidad que han tenido con todos nosotros, con la Municipalidad de poder mostrar esta obra que es un orgullo para Trenque Lauquen”, comenzó diciendo el Intendente Fernández.

“Esto lo ves en los mejores museos y hoy está para todos/as, no hay palabras para describirlo”, dijo el Jefe comunal para agradecer a todo el equipo que trabajó en el armado de la muestra, entre ellos a los muralistas locales Néstor “Naki” Martín y Germán Villamor.

También agradeció al director de Cultura y Educación, Guillermo Ruiz “porque se ha comprometido de lleno con esto, y también es importante que todos sepamos que este museo se levantó de la mano de María Elena Bocca, que fue directora de Cultura y Educación y que ha sido una gran amiga y colaboradora de la gestión”.

“Soñemos en grande”

Asimismo, se comprometió a seguir trabajando e insistiendo “para que todo el mundo venga a ver la obra de los artistas plásticos de Trenque Lauquen”.

“Soñemos en grande, tenemos que hacer el Paseo de las Esculturas que estaba planificado; es un compromiso que hago público de intervenir las paredes del Cementerio en el próximo encuentro mural”, señaló Fernández, para resaltar que “esto es para todos, todos pueden aportar, necesitamos que esto crezca y explote porque además mantiene la historia viva de nuestros artistas plásticos que ya no están físicamente pero que sí están a través de sus obras”.

Durante el acto de inauguración también se escucharon palabras de Sol, una de las hijas mellizas de “Coco” Rodríguez Fedele, quien contó su historia familiar, agradeció por el homenaje y pidió que “Papi tenga un lugarcito” en la comunidad.

“En junio de 1980 fuimos adoptadas por el corazón de dos personas maravillosas, nos adoptaron con todo el amor del mundo y eso habla del amor a la familia, porque no cualquiera adopta dos chiquitas”, comenzó diciendo Sol.

La hija del gran artista contó una anécdota que surgió entre miles de recuerdos con motivo del homenaje, cuando de chicas junto a su hermana le dieron unas pinceladas a un mural ya terminado por su padre como una travesura de dos niñas pequeñas, y con gran emoción dijo que “hoy estamos celebrando que el arte no se quede dormido”.

En este sentido consideró que “todos somos arte y todos podemos hacer arte, desde lo más sencillo, desde el corazón, y por eso quiero agradecer este reconocimiento en nombre de Laura y de mami”.