Emiliano Martínez y los penales: “Es mi momento para desconectar”

Con apenas 23 partidos con la camiseta albiceleste, “Dibu” ya ganó tres títulos y es uno de los preferidos del público, pero no se conforma y pretende ir por más porque quiere “seguir dejando un legado” en el arco argentino.

Emiliano “Dibu” Martínez, arquero y figura del seleccionado argentino, aseguró que no siente “presión” durante los penales ya que es “como una diversión” y su “momento para desconectar”.

“Es mi momento para desconectar. No lo tomo como una presión, es como una diversión. Es algo que me gusta”, contó “Dibu” en una entrevista con AFA Estudio.

El mejor arquero del Mundial de Qatar 2022 y ganador del premio “The Best” de la FIFA repasó la histórica conquista y brindó detalles de las situaciones más icónicas del camino hacia la Copa del Mundo.

En cuartos de final, el seleccionado eliminó a Países Bajos luego de una infartante definición por penales en la que el marplatense detuvo dos remates.

“A Van Dijk lo conocía de Liverpool. Lo había visto patear cruzado y arriba y pensé que no iba a cambiar. En ese penal me estiré tanto que me lesioné la cadera y todavía me duele”, reveló el futbolista de Aston Villa.

Y, en esta línea, destacó la importancia de detener ese primer disparo.

“Quise darle tranquilidad a mis compañeros y yo me saqué la rabia del segundo gol”, agregó en referencia al empate 2-2 de los neerlandeses en la última jugada del tiempo reglamentario.

Consultado por la atajada en la final ante el delantero francés Randal Kolo Muani, el “Dibu” admitió que “fue un jugada tan rápida” que no tuvo “tiempo de disfrutarla”.

En otro tramo, Martínez remarcó la conexión con el capitán Lionel Messi, quien se “merecía más que cualquiera” conquistar la Copa del Mundo.

“Como en la Copa América nos pusimos felices por él en el Mundial fue lo mismo. Yo juego primero por el país y después por él, porque se lo merecía más que cualquiera”, afirmó.

“Tenerlo a Messi es un bonus. Él se desvive por nosotros y nosotros por él”, agregó.

Con apenas 23 partidos con el seleccionado argentino, “Dibu” Martínez ya ganó tres títulos y es uno de los preferidos del público, pero no se conforma y pretende ir por más.

“Yo quiero seguir dejando un legado. Solo jugué 23 partidos, quiero sumar partidos y jugar con mi gente. Quiero que tengan ganas de verme, que los chicos quieran ser arqueros es algo hermoso. Hoy en día ver a los chicos haciendo mi bailecito me da más orgullo que ser campeón del mundo”, concluyó. (Télam)