de Trenque Lauquen
Sábado 16 de Octubre de 2021

Su día se conmemorará mañana en todo el país

Electricistas, uno de los tantos oficios siempre esenciales, con o sin pandemia

En el óptimo funcionamiento del hogar, siempre es necesaria la mano especializada. Simplemente, se trata de trabajadores constantemente requeridos ante las más diversas circunstancias en cualquier momento del año.

Mañana se conmemorará en todo el país un nuevo Día del Electricista. Pero, antes de hacer hincapié en la importancia de estos trabajadores en el funcionamiento del hogar, de cualquier empresa y también de la ciudad toda, es importante preguntarse por qué el 13 de julio se celebra esta fecha.

Aquí, un poco de historia: Desde 1949 se festeja el Día del Electricista en conmemoración de la fundación de la Federación Argentina de Trabajadores de Luz y Fuerza, la cual se creó el 13 de julio de 1948, con la participación de 29 organizaciones gremiales. La fecha quedó constituida un año después, cuando la entidad federativa consiguió la personería gremial y sesionó por primera vez, en el que fue el primer congreso ordinario de Rosario.

El 31 de agosto de 1949, se firmó el convenio colectivo de trabajo de alcance nacional para el sector eléctrico.

Como bandera por los derechos ganados, el 13 de julio quedó fechado como el Día del Trabajador de la Electricidad.

Por qué esenciales

Sin lugar a dudas, el trabajo de un electricista es siempre esencial y no hace falta transitar una pandemia impiadosa para calificarlo de esta manera. ¿Por qué? Simplemente, porque los electricistas instalan y mantienen servicios eléctricos, tales como la iluminación, la electricidad y la calefacción. Trabajan en una amplia gama de edificios, incluyendo casas, oficinas, fábricas, hospitales y centrales eléctricas. Algunos electricistas reparan fallos en instalaciones domésticas y en empresas. Otros reparan equipos eléctricos en industrias manufactureras e ingenieras.

Los electricistas trabajan en una amplia cantidad de diversas construcciones, en la instalación y mantenimiento de los servicios eléctricos.

Los electricistas instalan y reparan cables, cableado, contadores, aparatos de maniobra, conductos de metal (cables), instalaciones eléctricas y equipamientos tanto en los edificios nuevos como en edificios antiguos.

En obras

Por otro lado, los electricistas usan dibujos técnicos y planos que muestran las áreas de la construcción que necesitan electricidad. Interpretan las instrucciones, y deciden cómo ejecutar el cableado y dónde colocar los interruptores, enchufes, luces y otros dispositivos. En proyectos más pequeños, los electricistas pueden planificar su propio trabajo.

El trabajo consiste en medir, cortar, unir y colocar el cableado, utilizando distintas herramientas manuales y eléctricas, como alicates, destornilladores, sierras y taladros. En la restauración de edificios antiguos, los electricistas primero deben quitar el sistema viejo antes de instalar el cableado correspondiente.

El trabajo requiere una actividad física importante, ya que también incluye el levantamiento de tablones y la perforación de agujeros. Los electricistas también necesitan asegurarse de ordenar los materiales pertinentes y el equipamiento antes de comenzar su trabajo.

Los electricistas deben aislar el sistema eléctrico, y comprobar al detalle que se han instalado correctamente los sistemas eléctricos y todos los circuitos son seguros para evitar electrocutaciones.

Reparación

En tanto, los electricistas de averías realizan un servicio de reparación de averías de aparatos domésticos y de oficina. Deben trasladarse a las instalaciones del cliente particular o de la empresa, para realizar el diagnóstico del fallo y el posterior aislamiento del circuito y antes de hacer la reparación.

Algunas averías sólo se pueden detectar cuando se trata, por ejemplo, de fallos en circuitos electrónicos, por lo que el electricista debe utilizar las herramientas aislantes y el equipamiento apropiado para detectar la avería.

Los electricistas de mantenimiento trabajan en empresas manufactureras y de ingeniería, en el mantenimiento y reparación de máquinas y equipos eléctricos. Se dedican al diagnóstico de averías, reparación de instalaciones eléctricas y equipos, e instalación de equipos nuevos. Pueden trabajar con una amplia gama de máquinas o especializarse solo en un tipo.

Los electricistas a menudo deben trasladarse hasta las diferentes instalaciones, que de forma ocasional pueden estar lejos de casa. Pueden trabajar junto con otros trabajadores calificados, como lampistas, albañiles y carpinteros.

El trabajo puede realizarse tanto en interiores como en exteriores, como en una obra, por ejemplo.

Oficio imprescindible

Como ya fue señalado más arriba, de la misma manea que ocurre que otros tantos oficios, nadie podría imaginar hoy un mundo sin electricistas, personas que sepan cómo arreglar diferentes artefactos y realizar su correcto mantenimiento.

En este marco, hay que señalar que, durante los primeros meses de la pandemia, fueron varios los oficios que estuvieron exceptuados del cumplimiento estricto del aislamiento social, preventivo y obligatorio para evitar la propagación del Covid.19. Y el trabajador electricista fue uno de ellos al interpretarse que hay casos de “fuerza mayor” en los que sí o sí se necesita de estos trabajadores.

Un cortocircuito dentro del hogar o una heladera que deja de funcionar necesitan sí o sí ser reparados en cualquier contexto y por esa razón un electricista estuvo autorizado a acudir a un domicilio particular a realizar su trabajo.

Obviamente, no hizo falta este contexto de pandemia y cuarentena para tener muy en claro que se trata de un oficio imprescindible desde hace muchos años y, en los tiempos que corren, mucho más. Porque las urgencias hogareñas que deben ser abordadas con mucho conocimiento de un trabajador capacitado ocurrieron siempre, ocurren y continuarán ocurriendo en el futuro. Por esa razón, la de mañana una jornada en a que es necesario reconocer la labor de estos trabajadores imprescindible, como tantos otros, en el mundo de hoy y en el que vendrá.

Más notas de la sección
Cargando...