El sol se hizo desear

Temas de mi ciudad

Hay veces que el sol hace ese tipo de juegos que son bastante molestos para quienes disfrutan de pasearse bajo su calidez. Así ocurrió en las últimas jornadas en Trenque Lauquen donde la niebla tuvo una fuerte presencia durante buena parte del día, perjudicando la visión de los automovilistas que debieron moverse con suma cautela.

No obstante, en el día de ayer, luego de un amanecer cargado de humedad, el sol apareció para la  felicidad de muchos y se instaló de manera decidida en el cielo trenquelauquense acompañado de un clima primaveral que hizo que muchos olvidaran sus abrigos por un rato para sentir que la estación de las flores está bien cerca (aunque aún faltan dos meses y medio para su llegada). Podría decirse que el de ayer fue un regalo de un invierno que, hasta el momento, se aprecia sumamente benévolo.