El Municipio comenzó a compactar 300 motos y 60 automóviles

En el marco del PRODECO

Los vehículos se acumularon en el Depósito comunal. El 90 por ciento de lo producido con lo compactado se dona a una organización no gubernamental.

Los autos y motos que se compactan son vehículos secuestrados por el Municipio y que pasados seis meses, según señala la Ordenanza municipal, son considerados abandonados, pero también hay vehículos judicializados, que fueron secuestrados y estuvieron a disposición de la Justicia, y otros que han sido entregados voluntariamente por los vecinos.

Fin social y ambiental

El secretario de Gobierno, Gustavo Marchabalo, informó que “hay vehículos que tienen un año de secuestrados, y una vez cumplido el procedimiento de convocatoria a quienes podían estar interesados y no habiéndose presentado, se procede con la compactación”.

Por su parte Jorge Fernández, titular del PRODECO, explicó que el mismo “es un programa que ya tiene varios años y que consta de tres patas: la Justicia ordinaria, la Justicia federal y la Justicia de Faltas”. “Y en este marco el ministro (de Seguridad) Aníbal Fernández nos pide que trabajemos en todos los municipios a lo largo y ancho de la Argentina”, señaló.

Acerca del procedimiento comentó que “el Intendente elige una organización no gubernamental a la que se le otorga el 90 por ciento de lo compactado y el 10 por ciento se deposita en una cuenta del Ministerio de Seguridad de la Nación”.

Fernández marcó que el PRODECO “es un programa que tiene un fin social porque el 90 por ciento de lo producido con lo compactado se dona a una organización no gubernamental y además con una cuestión ambiental porque para poder compactar los vehículos se descontaminan, se les sacan todos los efluentes líquidos, la batería y los tanques de gas”.

En este sentido señaló que “nadie se imagina lo que contamina un vehículo parado, por las pérdidas que tiene, por eso la importancia de la compactación”.