El lugar con los mejores sándwichs de miga y con todo lo que se necesita para el hogar

“Mercado Juan José”, una firma reconocida en la ciudad

Marcela Servera, su propietaria, dialogó con La Opinión y contó la historia y el servicio que ofrece este comercio el cual es visitado, durante cada jornada, por una clientela fiel que reconoce la calidad de sus productos y la óptima atención brindada.

Ubicado en calle Oro 279 desde hace unos nueve años, “Mercado Juan José” es hoy una referencia indiscutible del rubro almacenero. Conocido por ser, para muchos, el lugar que cuenta con los mejores sándwichs de miga de Trenque Lauquen, los vecinos también pueden encontrar allí todos los productos básicos que se necesitan para el buen funcionamiento del hogar.

En el Día del Almacenero, La Opinión dialogó con la vecina Marcela Servera, dueña de la firma, quien contó la historia de su negocio y su movimiento actual. “Yo estoy en el rubro desde hace bastante. Empecé en el 2009 cuando cerró el Supermercado ‘La Canasta’ donde yo trabajaba y ahí arranqué con una rotisería y después con este rubro de fiambres y lácteos. Pero la situación me fue llevando a que el negocio ofrezca todo lo que ofrece hoy, no fue que desde un principio yo pensé en poner un negocio de estas características, sino que fui sumando productos hasta que se hizo grande”, contó.

Primeros tiempos

Consultada sobre cómo fue el primer tiempo de su emprendimiento personal una vez ubicado en calle Oro, Cervera contó: “Fue de terror porque la gente no estaba acostumbrada a esta nueva dirección. Yo estaba en calle Cuello, justo frente a las salas velatorias, y los clientes se desorientaron un poco cuando me mudé. Hubo algunos que me dijeron ‘te perdí el rastro’”, comentó antes de contar que “hoy en Trenque Lauquen siento que ya soy conocida, me pasó desde que cerró ‘La Canasta’ y arranqué con el rubro de rotisería, la gente me respondió. Eso fue fundamental, el hecho de que la gente te conozca. Después, ya al frente de mi negocio, me hice más conocida, ahora la gente ya sabe que estoy acá. Hoy me conocen más que nada por los sándwichs de miga, la gente viene principalmente por eso y también se lleva la gaseosa, la yerba, entre otros productos”.

Respecto de cuáles son los productos que en Mercado Juan José pueden encontrarse, además de los exquisitos sándwichs de miga, la entrevistada comentó: “Tengo de todo un poco. Algunas cosas puntuales no. Por ejemplo, no tengo pañales, traje un tiempo, pero no dio resultado, entonces dejé de traer. Pero después tengo todo lo que hace falta en la casa: detergente, yerba, azúcar, lavandina, jabón. Algunas cosas puntuales no tengo, pero la mayoría sí”.

El movimiento, hoy

Respecto de cómo está el movimiento comercial en la actualidad, Servera explicó: “Estamos complicados en general y en todos los rubros. La verdad es que la gente antes venía y no se fijaba el precio, pero ahora busca mucho el precio. Los aumentos han sido muy elevados. En una semana tenés un precio y en la que sigue tenés que fijarte porque seguro que todo aumentó. Lo que pasa es que a la gente el sueldo le quedó muy abajo en comparación con los aumentos que hubo, entonces se tiene que restringir en todo. Si antes llevaba dos leches hoy la gente lleva una o compra menos cantidad de cosas. Antes no le importaba, manoteaba lo que necesitaba y salía para la caja. Ahora todos estamos mirando cuánto sale cada cosa y vamos sumando para ver hasta dónde nos alcanza”, señaló.

Promociones

La comerciante contó que hoy los clientes saben aprovechar los recursos que se brindan desde diferentes entidades bancarias que suelen otorgar promociones con descuentos. “Da resultado, la gente aprovecha los días, vienen y preguntan si pueden pagar con tarjeta y buscan las promociones porque hay de un 35%, de un 20%, de un 30% y todo suma”.

Seguidamente, comentó que, por lo menos en su negocio, ha quedado en desuso la libreta de fiado. “Yo por lo menos no la utilizo y no fío tampoco, a no ser que sea el vecino de la esquina que me dice después paso y te lo pago. Es sólo para los clientes que vienen siempre o que se olvidaron la billetera o no pasaron por el cajero, pero nada más. Eso ya fue, se dejó mucho de lado”, afirmó.

El futuro

Por último, y en referencia a cómo continuará su trabajo de cara al futuro, Marcela Servera explicó que hoy sólo piensa en mantener “Mercado Juan José” y “Sophia”, su Casa de Té, que también funciona en la ciudad. “La Casa de Té era lo que tenía proyectado y eso me encanta. Pero ya estoy colgando los guantes, me voy a quedar así como estoy. Y en este momento que estamos complicados hay que bajar un poco los niveles para hacer cosas, por ahí se puede comprar mercadería, pero poner otro negocio no, por lo menos en este momento. Son tiempos difíciles. Hoy tenemos una base y hay que amoldarse a eso y a los tiempos que vienen. Porque tampoco es hacer, hacer y hacer porque luego todo te tiene que rendir y recuperar todo lo que pusiste. Todo suma y, al final, o te quedás sin nada o te quedás con lo que tenés. Así estoy bien”.

Sobre el final, la entrevistada consideró pertinente “agradecer a toda la gente que me apoyó desde un principio y a todos los empleados que he tenido, a los que se fueron y a los que están que me han respondido espectacularmente. No me puedo quejar, eso es gratificante”.