El damasco, deslumbrante

Temas de mi ciudad

Por estos días, algunos frutales comienzan a florecer, preparándose no sólo para recibir a la primavera en su máximo esplendor, sino también, más allá en el tiempo, cuando en noviembre en varios de ellos maduren los frutos de sus ramas.
Hoy no sólo es bello ver el árbol ya florecido, sino también el zumbido de las abejas haciendo su labor de polinización para la formación de los frutos que luego podrán ser disfrutados por las personas que gusten de ellos.
En la presente imagen puede apreciarse cómo está hoy una planta de damasco la cual sorprende todos los años con su florecimiento tan repentino como fugaz dejándonos apreciar su majestuosa belleza en estos días cálidos que regalaron las últimas semanas de agosto. Bello, ¿no?