de Trenque Lauquen
Miércoles 21 de Octubre de 2020

Entre otras ayudas que crecen a nivel local

El Consejo Escolar entrega 2.800 bolsones de alimentos correspondientes al SAE

Así lo informó el presidente de la institución local, Augusto González, quien sostuvo que en esta oportunidad se realizará una sola entrega. Anteriormente se entregaban 2.700 bolsones de manera quincenal.

A raíz de la pandemia de Covid y el impacto que tuvo en la ya deteriorada economía del país, cada vez más vecinos requirieron la asistencia del Estado, ONGs o comedores comunitarios para cubrir sus necesidades alimentarias.

En este contexto desde el Consejo Escolar de Trenque Lauquen se entregarán 2.800 bolsones de alimentos que están destinados a los alumnos inscriptos en el Servicio Alimentario Escolar y que debido a que las escuelas permanecen cerradas acceden a dicho servicio a través de un trabajo especial.

En tanto, un dato que se pudo conocer ayer por el programa “Oeste BA Radio”, por FM Omega, es que el Consejo Escolar duplicó la cantidad de módulos de alimentos que entrega a las familias de las escuelas del distrito, que pasaron de 1400 unidades en marzo a 2800 durante octubre.

En Emergencia

El presidente del Consejo Escolar informó: “Estamos realizando la prestación del Servicio Alimentario Escolar según indicaciones del Gobierno de la Provincia en la modalidad de Emergencia con la composición de un bolsón de alimentos que garantice el cumplimiento de la prestación”.

Y agrego que “el mismo está destinado a aquellos alumnos que estaban inscriptos en el SAE o quienes debido al contexto que atravesamos tengan la necesidad de percibirlos y lo soliciten a través de las instituciones educativas”.

Asimismo el consejero remarcó: “Estábamos entregando de manera quincenal alrededor de 2.700 bolsones. Este mes por recomendación y pedido del Comité Mixto Distrital de Salud y Seguridad vamos a efectuar una sola entrega mensual con la totalidad de los productos que lo componen. En esta próxima entrega estaríamos alcanzando una totalidad de 2.800 bolsones y se estaría concretando durante la próxima semana”.

Comedor

Por su parte Cecilia Rossi, responsable del comedor y merendero Corazón Contento, señaló que “desde marzo que empezó la pandemia se está trabajando y afortunadamente nunca se cortó la asistencia. “Cuatro veces por semana, miércoles, jueves, sábados y domingos, entregamos viandas y meriendas a quienes necesitan”, dijo. Y en este sentido detalló que “se está asistiendo a los niños del comedor, adultos mayores y las familias numerosas que no tienen un trabajo estable y que por esta razón tienen necesidades alimenticias”.

En cuanto al numero de vecinos que reciben ayuda por parte del comedor, Rossi sostuvo: “Hoy por hoy estamos trabajando con 130 personas, son 38 familias a las que estamos asistiendo”.

Y añadió: “También estamos haciendo ferias americanas y con eso conseguimos fondos con los que compramos alimentos y mercadería para las viandas. Y la verdad que la ayuda de la comunidad es muy importante ya que siempre estamos recibiendo donaciones”.

A fines de marzo, desde este merendero se hizo referencia a una entrega de unas 55 viandas casa por casa en un fin de semana apenas iniciada la cuarentena. Ya en junio se marcó un trabajo miércoles, jueves, sábado y domingo asistiendo a 110 personas, aunque con gente en lista de espera.

“Temor y preocupación”

Además la responsable del comedor expreso que “la gente está necesitando no solo las viandas sino también contención”. “Estamos tratando de suplir la mayor parte de las necesidades que existen. El trabajo es mucho, viene siendo continuo y es cansador pero también es una satisfacción personal cuando uno puede ayudar a los vecinos que lo necesitan”, dijo. Y por otra parte la entrevistada informó que “al comedor se ha sumado gente que necesita ayuda. Y también se dio que la gente que ha mejorado su situación le ha dejado el lugar a quien lo necesita y eso demuestra que hay solidaridad”.

Respecto a las necesidades que se ven cotidianamente en su tarea solidaria Rossi aseguró que “la gente necesita que uno la escuche”. “Se sienten desamparados, y hay temor y preocupación con respecto al futuro económico. Hay poco trabajo, muchas mamás necesitan trabajo. Y nosotros damos viandas cuatro días pero la necesidad sigue estando y sabemos que hay gente que se va a dormir con la panza vacía y a veces no llegamos a asistir a todos. También se ve que hay mucha depresión, es lo que nos manifiestan los vecinos diariamente”, asegura.

Realidades

Por su parte Alejandro Palomeque, integrante de Cáritas Trenque Lauquen, señaló: “Nosotros estamos ayudando con bolsones de mercadería a 140 familias y articulando siempre con Desarrollo Humano de la Municipalidad. Y eso ha hecho que se facilite mucho nuestra labor y creemos que también hemos favorecido el trabajo del Municipio ya que la tarea es más coordinada. Y de esta manera se evitan abusos y también situaciones en las cuales exista la necesidad pero que no sea cubierta por no tener la información por ejemplo”.

En este caso, las cifras de asistencia no se han movido en los últimos meses de acuerdo a una nota concretada en junio por este mismo diario.

Asimismo Palomeque indicó que la llegada de la pandemia produjo cambios en el modo de trabajo de la entidad y destacó que algunas de las consecuencias de dichas modificaciones fueron positivas. “Nos hizo salir a la calle y tener contacto con realidades que desconocíamos, porque uno no puede estar en todos lados.

Y nos hizo replantear cómo ayudar. Se ayudó mucho a abuelos que no podían hacer trámites o que no sabían cómo hacerlo o que no tenían contacto con un médico. O mamás con sus hijos enfermos que no sabían dónde llevarlos. Quizás suena mal, pero a veces esas tareas son más importantes para mucha gente que el bolsón de comida. Conocimos casos de personas que no podían llegar al hospital o no tenían manera de hacerlo, otras que no leen ni escriben, y por ahí les mandás un mensaje y no lo pueden leer. O chicos que no pueden hacer las tareas porque la familia no tiene dinero para comprar los cuadernillos que les encargan desde las escuelas. Son realidades que están pero que en muchos casos se hace difícil conocerlas”, señaló.

Más notas de la sección
Cargando...