Domingo Cicoria, poeta de Trenque Lauquen

El próximo jueves 13 de junio se conmemorará el Día del Escritor. En ese marco, el autor de la nota recuerda en las siguientes líneas a una figura indiscutible y entrañable de las letras locales.

Por: Juan Carlos Artigas

Tradicionalista

Trenque Lauquen tuvo un destacado escritor cuyo nombre es Domingo Cicoria. Había nacido el 6 de Mayo de 1928 en Victorica, Provincia de La Pampa. Pasó parte de su niñez en Ingeniero Thompson donde cursó sus primeros años de la escuela primaria y luego se radicó en Trenque Lauquen.
A esa escuela de Ingeniero Thompson le dedicó una poesía cuando la misma cumplió 75 años.
No obstante ser pampeano por el lugar donde nació siempre se sintió un trenquelauquenche. Le escribió a Trenque Lauquen y se interesó por su historia.

En Mayo de 1954 se llevaron adelante varios actos en homenaje al poeta y maestro Pedro B. Palacios (Almafuerte). Se realizó la semana almafuerteana y en esos actos estuvieron ex alumnos del nombrado y ejecutó música folklórica el profesor Enrique Recart. El diario El Independiente, al cual hemos podido acceder gracias a la generosidad de la profesora Haydeé Merino, dice que en uno de esos actos leyó su poesía dedicada a Almafuerte, el joven autor local Domingo Cicoria. Dicha poesía había obtenido 2º Premio en el concurso auspiciado por el Instituto Almafuerteano de la ciudad de La Plata, en ese año. Domingo tenía en ese momento 26 años.

Protagonista

Hubo otras actividades culturales que se llevaron adelante en Trenque Lauquen en la década del ‘50 y que lo tuvieron como protagonista. El 22 de Mayo de 1954 el diario citado anunciaba que se estrenaba un tango con letra del joven Domingo Cicoria y música de otro joven de la ciudad, Ricardo Ramos. Dicho tango estaba dedicado a Trenque Lauquen.

Este tango fue estrenado por el cantor Juan Márquez, según datos que nos proporcionara el escritor y periodista Hernán Sotullo. En la partitura original con la música y donde también está la letra, consta que ese tango, A Trenque Lauquen, se registró el 17 de Septiembre de 1954 en la Editorial Musical Julio Korn y la misma se encuentra en exhibición en el Museo Criollo Artigas habiendo sido donada al mismo por el historiador y periodista Francisco Aznarez.

El diario a fines de Junio de 1955 hacía una publicidad donde se refería a los dos artistas nombrados anteriormente. Este era el texto de la misma: “Ya llegó, ya está en Trenque Lauquen… Desde el surco del disco, surgen las palabras del poeta y la inspiración musical trenquelauquense. Adquiera una grabación de la Milonga: Llorar han llorado todos, de los consagrados autores locales Domingo Cicoria y Ricardo T. Ramos. En venta en las buenas casas del ramo. Quedan pocos ejemplares”.

En nuestros archivos tenemos esa grabación la que fue recopilada por Roberto Llaneza.

“Crisol de Vida”

El 30 de Octubre de 1955 se terminó de imprimir en los Talleres de El Independiente el libro “Crisol de Vida” de Domingo Cicoria. Este fue el único libro que quedará de Cicoria y es el primer libro de poesías de un poeta que vivió en Trenque Lauquen, el cual durante muchos años fue también el único que existía de ese tipo. El mismo se concretó con el auspicio del Rotary Club.

El poeta Guillermo Barcia solía recordar que en 1951, cuando él tenía 15 años, fue convocado por Domingo Cicoria para la formación de una compañía que llegó a llamarse Conjunto Cómico “Los Caídos”
Domingo, años después, sería el padrino artístico de un conjunto folklórico de Trenque Lauquen, llamado Los Huinca Vutá, según me lo manifestó en una entrevista José María Paz. También recordaba el locutor Hugo Mina que en la década del ‘60 Cicoria fue libretista de un programa en L.U. 11

Libros donde se lo menciona

Además de encontrarlo mencionado en estas publicaciones periodísticas, también lo hemos hallado nombrado en varios libros. En 1965 aparece el libro “Chaireando” del payador uruguayo Juan Carlos Bares, el cual fue impreso en Trenque Lauquen en los Talleres Gráficos La Opinión. En el mismo escribe el prólogo Domingo Cicoria y lo hace con una décima. También, en dicho libro, debajo del título de una de las letras dice “Al poeta argentino Domingo Cicoria” y en otra dice “Al cantor Argentino Alberto Baretta”.

En un Diccionario de Poetas Argentinos, publicado el 26/9/1972 que adquirimos alguna vez andando por Tucumán, nos hemos encontrado que en el mismo se menciona a Domingo Cicoria como autor del libro “Crisol de Vida”.

Otro libro es el titulado “Guitarra marca Tango” del poeta pampeano Julio Domínguez, a quien se lo llamaba el Bardino. En ese libro publicado en el 2005, él incluyó una poesía que la tituló “Carta a Domingo Cicoria”, la cual se compone de 4 décimas y que fue escrita en 1987.
Alberto Baretta, quien fuera muy amigo de Cicoria, lo menciona en su libro “Hijo de gaucho” en el cual cuenta su marcha hípica por gran parte del continente americano y parte de España donde fue recibido por el Rey de ese país en 1977. Casi al final del libro, cuando relata su llegada en un buque pesquero a Buenos Aires junto al caballo Queguay, dice así: “Nos esperaban mis hermanos, sobrinos, amigos trenquelauquenses, rodeando a Mariana Paz de Baretta, mi madre. Desde lejos vimos que revoleaban un poncho, el viento me gritó su nombre, era el poeta de Trenque Lauquen, Domingo Cicoria”.

En una fotografía que tenemos de cuando Baretta desfila a caballo en Trenque Lauquen para el día 9 de Julio de 1977 al poco tiempo de haber retornado a Argentina, se lo puede ver a Cicoria caminando muy contento al lado de los que van montados, Baretta y quienes lo escoltaban, y que lleva sobre sus hombros el ponchito con el que siempre andaba, ya sea de a pie o en su bicicleta.

Reconocimientos en vida

Entre los reconocimientos públicos que tuvo se encuentra que en Diciembre de 1984 recibió la distinción en Trenque Lauquen de la Empresa Timón Producciones y, en el mismo mes, que el día 21 de Diciembre de 1984 en el Salón del Club Barrio Alegre se le realizó un homenaje el cual fue organizado por el Centro de Actividades Culturales de Trenque Lauquen, donde también actuaron algunos cantores y se presentó un poemario que realizó dicho Centro con poesías de Cicoria titulado “Cantar del pueblo” donde se incluyeron varias poesías del libro ya citado. Acto al que asistí teniendo 19 años y habiendo leído ya su libro por esa edad.

Lo había conocido por mis 13 años en 1978 en una fiesta familiar que se hizo en un boliche que estaba en Derqui y Quintana y allí lo oí recitar sus versos con gran vehemencia. Algo que supo hacer en peñas y otros lugares que frecuentaba.

Me contaba Omar Pedretti y también lo dice Héctor Urbaneja que lo presenciaron, que en esas visitas que supo hacer Jorge Cafrune a Trenque Lauquen en alguna reunión le ofreció a Cicoria llevarse sus poesías para musicalizarlas y cantarlas, lo cual el poeta no aceptó. Al decir de ellos por no interpretar que la propuesta de Cafrune era muy sana y con una honestidad tremenda para con los autores a los que le grabó. De esa forma se perdió la oportunidad de que alguna de sus letras transcendiera a nivel nacional.

Otros premios

Su poesía “La Luna de los Poetas” con la ilustración del muralista Rodolfo Campodónico obtuvo 2do. premio en un certamen de poesía en Luján, Provincia de Buenos Aairess y la poesía “Mensaje” obtuvo 3er. Premio en el Festival de Cosquín, cantada por el trenquelauquenche Juan Ustarroz.
Hubo otras obras que también obtuvieron distinciones tales como las poesías “Abuelo y tiempo” (en 1970) y “Ante Dios”, que obtienen reconocimientos en LS 4 Radio Continental y también su obra.
En cuanto a instituciones literarias de Trenque Lauquen, integró el Taller Literario “La Campana” y fue el impulsor del Centro de Escritores, el cual se fundó el 2 de abril de 1988. Lamentablemente, Cicoria falleció el 6 de febrero de 1989, a los 10 meses de haber comenzado el Centro, sin llegar a ver uno de los principales logros del mismo que es la publicación de los Poemarios Trenquelauquenches, ya que el primero salió en 1991.

Homenajes luego de su fallecimiento

Al celebrarse el Día del Escritor el 15/6/1989 en Trenque Lauquen se lo recuerda y se le impone su nombre al Centro mencionado. También desde 1998 una calle de Trenque Lauquen lleva su nombre. Al inaugurarse la Casa de la Historia y la Cultura, entre los artistas trenquelauquenches que en un lateral se homenajean está la foto del poeta, aunque erróneamente se puso bajo la misma Juan Domingo Cicoria, el cual era el nombre de su hijo, a quien sin duda llamó así por su adhesión y militancia peronista.

Varios poetas del pago le dedicaron poesías, y uno de ellos fue su amigo Luis Bardón que le escribió una que tituló “Hermano” y que musicalizó Mario Alvarez Quiroga y grabó éste junto a Pablo Lozano.

En el Museo Criollo Artigas se lo recuerda exhibiendo su libro “Crisol de Vida”, ejemplar que perteneciera a Luis Bardón y que fuera donado por su hijo Gustavo y un ejemplar del Poemario “Cantar del pueblo” que perteneció a Alberto Baretta.