Disfrutando la lluvia

Temas de mi ciudad

Mientras los humanos nos escondemos del agua que cae del cielo (a pesar de estar rogando que tal acontecimiento climático suceda por lo menos de cuando en cuando), hay otros seres que, lejos de escaparse de la lluvia, se dedican a disfrutarla.

Es el caso de esta paloma la cual durante la mañana de ayer, cuando la humedad y el frío se juntaron para invitar a todo el mundo a no salir de sus casas, se la pasó varios minutos posada sobre un cable viendo tan gris paisaje. Luego de un rato, cansada de la quietud del lugar, tomó vuelo, seguramente hacia otra barriada con un poco más de movimiento. Está más que claro que los días de lluvia no so para todo el mundo y que, como tantas veces se dijo, sobre gustos no hay nada escrito.