Cumple 110 años la Casa Zoppiconi

“Gracias a Dios, a todos los clientes, amigos y proveedores, que acompañan en las buenas y en las malas. También, gracias a toda la familia, a los que están y a los que ya no, que hicieron el esfuerzo para que esto sea posible”, destacaron desde el histórico Almacén, todo un emblema regional.

Este lunes, cumple 110 años el Viejo Almacén Casa Zoppiconi de Beruti.
“Gracias a Dios, a todos los clientes, amigos y proveedores, que acompañan en las buenas y en las malas. También, gracias a toda la familia, a los que están y a los que ya no, que hicieron el esfuerzo para que esto sea posible”, destacaron desde el histórico Almacén, todo un emblema regional.

Para comenzar a desglosar esta historia hay que hablar de la estancia de la familia Lanusse, que poseía una propiedad entre Primera Junta y los límites del partido de Trenque Lauquen con Pehuajó, hoy subdividida. En ese lugar, cuyo casco histórico se conserva, aunque en manos privadas, la firma de Pedro y Antonio Lanusse escrituró un edificio en 1888, dos años antes que naciera Beruti, para una escuela. El establecimiento educativo comenzaría a dar clases allí en 1905. Y el edificio terminaría siendo comprado por Juan Zoppiconi, un genovés que era cocinero de un buque que traía inmigrantes al país y que sería crucial en esta historia.

Juan se debió quedar en Argentina a raíz de la rotura, tras una tormenta, del barco en que trabajaba. Tiempo después la Primera Guerra Mundial, que estalló en 1914, complicó más su regreso a Italia y se quedó definitivamente en nuestro país. Y de la mano del empresario cerealero José Guazzone llega a Beruti.

Juan quería instalar una despensa y despacho de bebidas para aprovechar la demanda que generaba la abundante llegada de gente traída por Guazzone a la zona. Ese comercio abrió el 27 de mayo de 1914 y no cerraría más.