Culminó la construcción del edificio donde va a funcionar el Crematorio

Ahora restan las terminaciones, la instalación del horno y la construcción de un ceniciario y un Muro de los Recuerdos. Desde la Cooperativa de Electricidad señalaron que se apunta a que el espacio esté listo para funcionar el año próximo.

Días atrás culminó la primera etapa de la obra de construcción e instalación de un crematorio en un sector lindero al cementerio de Trenque Lauquen, iniciativa impulsada por la Cooperativa de Electricidad local.
La etapa inicial del proyecto, que ya está concluida, contempló la obra edilicia básica, con techo y revoques. También se avanzó con el tendido de gas hasta la entrada del Crematorio, debiendo definirse para esto una calle, la correspondiente a la entrada del Cementerio, a la cual se bautizó con el nombre de Jacarandá.
Y ahora se está por iniciar la segunda etapa de obra, en la cual se realizarán las instalaciones eléctricas y de agua, se colocarán aberturas, se realizarán las fundaciones para instalar el horno crematorio, se colocarán cielorrazos, se pintará y se llevarán a cabo otras terminaciones.
Además, se espera conjuntamente comprar el horno cuyo valor hoy está en el orden de los 75 mil dólares y sería adquirido a una empresa del Gran Buenos Aires, teniendo un plazo de construcción de unos seis meses.
También se construirá un Muro de los Recuerdos y un ceniciario, donde se dispondrán las cenizas de personas cuyas familias dispongan ese lugar para su ubicación o no manifiesten un destino puntual para los restos del fallecido. En tanto, en el Muro de los Recuerdos se colocarán pequeñas chapas con los nombres de esos difuntos y las respectivas fechas de fallecimiento.
En 2025
Se percibe que el proyecto conllevará un año más de trabajo. Aunque se espera, para el 2025 poder tener el Crematorio disponible para su funcionamiento.
De acuerdo a lo señalado, se cremará a los recién fallecidos cuyos familiares soliciten el servicio; y por otro lado se continuará con la tarea de recuperación de panteones en el Cementerio, debiendo recordarse que la CETL tiene un acuerdo con el Municipio que marca que por cada cuerpo cremado entre aquellos ubicados en los panteones cooperativos con un plazo vencido, la Comuna entrega un nicho; en tanto, cuando se logra recuperar un panteón completo (que se componen de 80 a 260 nichos), los mismos son reestructurados y renovados para que puedan volver a utilizarse, algo importante a partir de la falta de espacio que se manifiesta en el Cementerio local.
Otra alternativa para el Crematorio será prestar servicios a otros distritos de la zona, iniciativa por la que ya hubo algunas consultas a la Cooperativa local.
Demanda
Es de destacar que la demanda del servicio de cremación que tiene la CETL ha venido en aumento. Cuando se empezó a prestar este servicio en 2007, a partir de un acuerdo con una firma de Santa Rosa, La Pampa, la demanda era de aproximadamente 10 casos por año. Mientras que hoy, con el servicio prestándose mediante una empresa de General Pico, también en La Pampa, la demanda es de entre cuatro y cinco cremaciones por mes.
Con unos 30 servicios de sepelio en promedio por mes por parte de la Cooperativa, en líneas generales los mismos se suelen distribuir aproximadamente en unos 13 que requieren de nichos, otros 13 para el Cementerio Parque y unos cuatro que derivan en cremaciones.
 Proyectos
En julio del año pasado el Concejo Deliberante había aprobado de forma unánime la concreción de dos convenios entre la Municipalidad y la Cooperativa de Electricidad de Trenque Lauquen para la ejecución de un crematorio y un ceniciario y la reglamentación del servicio de cremación que prestará la entidad cooperativa junto al servicio de sepelios.
Por un lado, un convenio se extenderá a lo largo de 30 años por el servicio de cremación, habiendo sido suscripto en mayo de 2023 entre la CETL y el Municipio, señalándose que a través del documento mencionado la Cooperativa, como presta-dora “se obliga a realizar por sí o por terceros y sin cargo en favor de la Municipalidad el servicio de cremación de los cuerpos que por vencimiento de plazos o decisión de familiares” queden a disposición de la Comuna. Asimismo en contrapres-tación el Municipio se obliga a conceder en uso un nicho de los construidos por la Cooperativa por cada cremación que lleva a cabo la misma en condiciones indicadas en el mencionado convenio.
Se destaca en el documento, entre otros conceptos, que las cenizas resultantes de los procesos de cremación serán entregadas por la CETL al Municipio o a quien la Comuna disponga.
Por otro lado, el otro convenio es de cesión de uso, por 50 años, para la construcción del crematorio y un ceniciario, entre otras obras.
A través de este convenio la Municipalidad se obliga a ceder a la CETL para el uso gratuito, un espacio de aproximadamente 2.360 metros cuadrados, sito en el predio municipal identificado catastralmente con Circ. XVII – Secc. D – Chacra 315, para la construcción, instalación y operación de un crematorio, un ceniciario y un muro de los recuerdos.