Confirman en Lincoln caso de Encefalitis Equina en una persona

Se confirmó el primer caso de Encefalitis Equina en una persona del distrito de Lincoln.
El sitio Todo Noticias Lincoln informó que la Municipalidad de ese distrito comunicó que se reportó el primer caso confirmado de encefalitis equina en un paciente que se encuentra internado en el Hospital Municipal “Dr. Rubén Miravalle”. Se trata de una mujer de unos 40 años, quien primeramente fue atendida en la Unidad Sanitaria de Arenaza y posteriormente fue derivada al Hospital de Lincoln donde se llevaron a cabo los estudios de laboratorio correspondientes de acuerdo a los síntomas que presentaba la paciente.
Mediante el protocolo sanitario activado, en las últimas horas, una de las muestras enviadas al Instituto Nacional de Enfermedades Virales Humanas “Dr. Julio I. Maiztegui”, ubicado en Pergamino, arrojó resultado positivo, confirmando así el primer caso de encefalitis equina en una persona radicada en el Distrito de Lincoln.
Se trata además de uno de los primeros casos de este tipo confirmados en la región del noroeste bonaerense.
La transmisión de este virus se produce en equinos y seres humanos a través de la picadura de mosquitos previamente infectados.
La Encefalitis Equina del Oeste es una enfermedad viral transmitida por mosquitos que habitan preferentemente en zonas rurales. El virus se encuentra en aves, que lo transmiten al ser picadas. Luego de un breve periodo, el virus se desarrolla en el vector (mosquito), de manera que al picar al caballo o al humano, lo infectan.
Dado que se trata de una zoonosis, existen algunas precauciones que las personas pueden tomar para reducir la exposición al virus en sus domicilios o lugares de residencia.
Por este motivo, se recomienda usar mosquiteros o telas metálicas en las ventanas y cerrar brechas en las casas o ambientes donde puedan entrar los mosquitos; usar pantalones largos y camisas de manga larga particularmente cuando se permanecerá fuera de las casas por períodos prolongados; usar repelentes de insectos autorizados y renovar su aplicación con frecuencia si se realizan actividades al aire libre.
Vale mencionar que el caballo enfermo no contagia a otros caballos ni al humano.