Con la ola de calor subió el consumo de agua en la ciudad entre un 15 y un 20%

Así se estimó desde el área municipal de Servicios Sanitarios, remarcándose a los trenquelauquenses la importancia de cuidar el recurso, para preservarlo y para que todos los vecinos puedan acceder de la misma forma.

Los últimos días se han presentado particularmente complejos por las altas temperaturas registradas en la región, y este escenario suele generar en Trenque Lauquen desde hace unos años problemas para el abastecimiento de agua corriente mediante el sistema de red de la ciudad, entre otros factores debido a la elevación de la demanda del recurso que se genera con este clima, destacándose que el consumo, con la presente ola de calor que se atraviesa, se ha incrementado entre un 15 y un 20 por ciento, según se estima desde la Dirección de Servicios Sanitarios del Municipio.

Julián Ballare, titular de Servicios Sanitarios, habló sobre la importancia de que los vecinos tomen conciencia acerca de la necesidad de cuidar el agua corriente y se refirió a los problemas de falta de presión que muchos han tenido en las últimas jornadas.

En primer lugar se refirió a los importantes arreglos en dos de las bombas de la Cisterna que elevan agua a la Copa mediante la que se abastece a la mayor parte de la planta urbana señalando que eso conllevó “tres días de baja presión en la ciudad y haber cortado el suministro de noche, algo que hizo que haya menos agua en las cañerías y muchos tanques domiciliarios no se llegaran a llenar en ese tiempo”. Y agregó que “la Copa ahora ya tiene presión normal, pero eso no quiere decir que se normalice instantáneamente el suministro porque por hidrodinámica las cañerías se tienen que ir llenando, y se llenan primeramente los caños y tanques más cercanos a la Copa y los que están en alturas más bajas, de modo que siempre hay más complicaciones para los más elevados o los más alejados, por los cuales se puede tardar uno o dos días más después de habilitarse la Copa; como también puede haber aire en las cañerías hogareñas y es probable que en los domicilios haya que purgar la cañería cuando sepan que tienen agua en el tanque, algo que se hace abriendo todas las canillas a la vez para que salga el aire”.

Ballare señaló que las situaciones dependen de cada caso en particular, y que la falta de presión “es normal y ha pasado siempre después de cada arreglo como éste”. “Pedimos paciencia y disculpas”, remarcó, añadiendo que “no se puede mandar más presión que la que se está aplicando”.

Altas temperaturas

Respecto al papel que juega el verano con varios días consecutivos de altas temperaturas, el funcionario destacó que a partir de la ola de calor aumentó entre un 15 y un 20 por ciento el consumo de agua, cuestión que señaló como otro factor que afectó el abastecimiento domiciliario, comentando también que tras esto, “si de golpe se empiezan a llenar los tanques automáticamente se hace más lenta la normalización en cada hogar”.

En este marco, recomendó “no usar el agua corriente para regar o llenar piletas porque de esa forma se le está sacando presión al sistema que pueden estar necesitando otros vecinos”.

“No nos sora el agua en Trenque Lauquen ni en la región. La demanda es a veces mayor a lo que se brinda”, enfatizó, y por último señaló que otro problema el hecho de que hay muchas pérdidas en domicilios a las que los vecinos no les prestan atención y eso genera el gasto innecesario de muchos litros.