de Trenque Lauquen
Martes 04 de Octubre de 2022

¿Cómo se ha convertido el póker en un deporte global?

El póker parece estar viviendo su época dorada en este S. XXI. Lejos ya de la imagen de juego clandestino bajo un humo insistente, actualmente, uno puede jugar 24/7 al póker. Con esta normalización, la palabra «timba» ya es solo parte de las películas de gánsteres. ¿Pero es el póker un deporte? ¿Cómo ha crecido tanto en los últimos tiempos? ¿Qué alternativas hay a este mítico juego de cartas?

Free photos of Poker

El póker como deporte

 

El póker goza de muy buena salud, con una cantidad de aficionados creciente. ¿Pero es un deporte? El debate está servido. Estamos ante un juego en el que la estrategia es claramente la dominadora. No se trata de un juego de azar sin más cuya esperanza matemática es negativa. En absoluto. El gran jugador de póker dispone de muchos conocimientos y destreza mental para inclinar la balanza de la estadística a su favor.

En este sentido, no dista mucho de otros juegos mentales como el ajedrez, las damas o incluso el mahjong. Debido a ello, la Asociación Internacional de Deportes Mentales reconoció en 2010 al póker como deporte. Este paso se suma a las constantes reivindicaciones de sus profesionales, que reclaman que se les reconozca como deportistas. Y es que la agudeza mental y la sangre fría no son habilidades en absoluto baladíes.

El origen de los casinos

 

Para comprender el crecimiento mundial del póker, hay que entender la propia historia de los casinos que también encierra una interesante historia de las máquinas tragamonedas. Los primeros registros de estas salas de juego datan del siglo XVII en Italia. En 1638, en Venecia se estableció una de las primeras casas de juego reguladas, el Ridotto. A partir de ahí, fueron creciendo lentamente por toda Europa, hasta que en el siglo XIX la explosión fue total.

¿Pero no es Las Vegas la capital de las apuestas? Por supuesto, la ruleta y otros juegos de azar aterrizaron en suelo estadounidense con los primeros colonos franceses. En un principio, agricultores y comerciantes ricos se reunían en los barcos de vapor del Misisipi para disfrutar de ellos. Respecto al póker, cuyo origen posiblemente se remonte a la Persia del siglo XVII, hay registro de su práctica en Nueva Orleans en 1829.

Lógicamente, con los avances tecnológicos, el sector empezó a desarrollarse a gran velocidad. Gracias a la mecanización, se pudieron empezar a ofrecer máquinas de juego reguladas bajo un entorno seguro. Para ello, el trabajo de Sittman y Pitt en Nueva York fue clave, así como el de Charles Fey en San Francisco (a quien le debemos la icónica campana asociada a las tragamonedas). Esta campana ha sido sustituida actualmente por otros muchos símbolos, pero su significado sigue siendo universal.

Razones que explican el crecimiento del póker a nivel mundial

 

Seguramente algunas de ellas ya se te han pasado por la cabeza mientras leías este artículo, pero vamos a echarte una mano. A continuación, recogemos algunas de las razones que han impulsado el crecimiento del póker por todo el mundo:

  • Creación de casinos online: Esta es quizá la razón más importante del auge del póker actualmente. Los casinos en línea permiten acceder a este mítico juego de cartas 24/7: no hace falta ni salir de la cama. Además, muchas plataformas organizan prestigiosos torneos que te permiten enfrentarte a jugadores de todo el mundo.
  • Diferentes modalidades: No hay una sola forma de jugar al póker. Son diversas las variantes, pese a que una de las alternativas más populares sea el Texas hold ‘em. ¿Esto qué significa? Que si una modalidad no te convence, siempre podrás encontrar otra que se ajuste a tu estilo de juego o a tu forma de apostar.
  • Opciones para todos los niveles: Como cualquier otra actividad vital, el póker no es fácil de dominar. Sin embargo, aprender a jugar es relativamente sencillo. Esto lo convierte en un juego muy atractivo tanto para principiantes como para expertos. Al póker pueden jugar un grupo de amigos con pocos conocimientos estadísticos, o enfrentarse en un torneo profesionales capaces de dominar cada mano con una entereza descomunal.
  • El azar, un elemento más: Otra gran ventaja del póker es se trata de un juego en el que el azar puede ser vencido. Su gran componente matemático-estadístico permite a los jugadores obtener una ventaja imposible de lograr en juegos como la ruleta, entre otros. De ahí que sea un deporte al que uno se pueda dedicar profesionalmente.

¿Podría el póker convertirse en un deporte olímpico?

 

Las Olimpiadas Tokyo 2021 han sido testigo de la incorporación de deportes que, hasta hace no mucho, estaban relegados al mundo underground. Hablamos, por ejemplo, del BMX Freestyle. Los puristas dirán que es un sacrilegio, pero el mundo evoluciona.

Teniendo esto en cuenta, ¿podría el póker terminar por convertirse en deporte olímpico? Puede, ya que también se habla de que, tarde o temprano, los eSports serán olímpicos. El ajedrez no lo es, pero organiza sus propias olimpiadas. Tal vez el póker siga el mismo camino.

Suceda lo que suceda, está claro que el póker goza de buena salud y su futuro es más optimista que nunca.

Más notas de la sección
Cargando...