“Beruti perdurará en el tiempo por el sentido de pertenencia de su gente”

Fabio Villarreal

El delegado municipal habló de diversos temas ligados a la actualidad y el futuro de la localidad.

Fabio Villarreal, actual delegado municipal de Beruti, tiene festejo por partida doble. Asumió en su cargo el 17 de agosto de 2021, ocho días antes del aniversario de la localidad, y por tal motivo, este nuevo cumpleaños comunitario se da a poco del primer año de su gestión.

Por tal motivo tiene la posibilidad de hacer un balance de lo actuado sumado a una lectura actual de la comunidad y una proyección de futuro.

 

-¿Por qué decidió integrar la gestión municipal?

 

-Quise involucrarme por el amor que le tengo a Beruti, soy nativo de la comunidad, quería ver si podía aportarle algo más para lograr una mejora. El balance de este primer año es positivo y se fueron dando muchas cosas, como la empatía y el apoyo del Ejecutivo y las cosas que logramos en la comunidad.

 

-¿Qué es lo que están haciendo?

 

-Nuestra primera gestión fue la finalización del cementerio parque, algo a lo que se necesitaba darle una solución. Fui uno de los primeros críticos de la situación del cementerio histórico, de cómo estaban los nichos. Se hizo el traslado de las nicheras viejas y se hará el cerramiento. Recuperamos el sepulturero y estamos consiguiendo un descensor, y con eso tenemos todo.

 

-Siempre la pesca es un tema difícil en Beruti ¿Cómo está hoy?

 

-Hay un ambiente armónico con los pescadores y no estamos teniendo problemas con ellos. Se entendió que el camino era el diálogo a través de la Subsecretaría de Producción, todos están convencidos que el camino es éste. Mi participación fue menor porque Clarisa Fabris se encargó de esto y no hizo falta, pero ellos pueden contar conmigo. La relación es positiva con ellos y hemos entendido que hay que cuidar el recurso. Los cupos de pesca los otorga la Provincia, depende de ellos la aprobación de más cupos para la pesca comercial.

 

-Beruti era un pueblo agropecuario y hoy es un pueblo pesquero.

 

-Estamos agradecidos de tener este recurso. Pero hoy faltan más recursos de empleo, más cooperativas. Estamos impulsando la huerta comunitaria “El gancho” y la cooperativa textil, sin perder el rumbo para conseguir más trabajo. Estamos transmitiendo entusiasmo.

Siempre se está radicando gente nueva en Beruti, siempre nos eligen. No sé qué pasará con el edificio de Giat y Bat. Le temo al derrumbe del edificio de Giat, como de muchas casas que están cerradas.

 

-¿Cuáles son las demandas del futuro?

 

-Se están haciendo 7 casas, ya se hicieron 7 plateas y están avanzados los trabajos. El tema habitacional y el laboral son los que más preocupan en Beruti. Hay que ser ingeniosos para generar fuentes de empleo. Estamos llevando talleres para poder retener a la juventud de nuestra ciudad y poder ayudarlos en lo que necesiten, sentimos que están desplazados del sistema, siento que los tenemos poco en cuenta a los jóvenes, por eso la idea de nuestro equipo es ayudarlos.

 

-También el agua es un tema controversial ¿Cómo están hoy?

 

-El tema del agua también es complicado. Nos tocó un verano muy caluroso que disparó el consumo de agua y se han quemado varias bombas. Hacemos trabajar 5 bombas y hacemos descansar a 1 pozo, aunque hoy en día están muy salinizados algunos pozos, pero creemos que la rotación va a ayudar a solucionar esto.

Ahora tenemos un mamómetro que nos permite hacer cortes del servicio y poder mirar sin necesidad de tener que ir hasta los pozos.

 

-Durante el año pasado también se movilizaron los vecinos por la situación del peaje.

 

-El vecino tiene hoy un arancel mínimo para el pago del peaje. Es un gasto más y repercute en los vecinos. El Camino Real necesita mantenimiento y hemos hablado con el área correspondiente porque tenemos algunos problemas con la motoniveladora que se rompió para que Beruti pueda hacer una nivelación con una motoniveladora desde el pueblo hasta Los Potrillos y Trenque Lauquen también hasta este sitio. La idea es acomodar todos los caminos rurales y se está trabajando en eso.

 

-Usted es delegado por designación del intendente y no por elección como los anteriores.

 

-Soy como una especie de interventor. Creo que la gente tiene el derecho al voto para elegir al delegado, pero también hay que ver las circunstancias y se reúnen todos los factores. Cuando el intendente me eligió fue por varios proyectos que presenté y confiaron en mí, y creo que no lo estoy decepcionando. Entiendo que la gente tiene derecho y el año que viene la gente de Beruti podrá votar y elegir a su propio delegado, no me voy a quedar atornillado al sillón.

 

-¿Cuál es su anhelo para la comunidad?

 

-Sueño para el pueblo que haya más fuentes de trabajo, de hecho hoy estuve con alguien que nació en el pueblo pero me dijo que hay que lograr que lleguen empresas, es difícil la radicación de empresas porque no hay recursos para esas cosas, por eso planteamos las ideas de las cooperativas. Lo complicado es armar equipos de trabajo para desarrollar proyectos, hay que integrar vecinos y armar equipos. A nosotros nos gusta escuchar a la gente. Mi idea es generar bienestar y mejorar la calidad de vida de los vecinos. En este año hicimos muchas cosas pero siempre hay cosas para mejorar y hacer.

 

-¿Qué futuro imagina para comunidades como estas?

 

– Siempre los pueblos chicos son un lugar para estar. No creo en la extinción de los pueblos, la gente quiere a su lugar, por su sentido de pertenencia. Beruti y los pueblos del interior perdurarán por el sentido de pertenencia de su gente. Por eso hay que cuidar los recursos, por ejemplo el de la pesca porque da empleo y alimenta la economía de la ciudad, siempre habrá que buscar alternativas para sostener los pueblos chicos del interior, que son lugares que la gente elige.