“Ante una crisis económica ampliada es difícil escapar a las generales de la ley”

El periodista y director de la página Oeste BA, Dardo Lambert, analizó el presente de los portales digitales en un momento
económico sumamente complejo y en el que las redes sociales se imponen como principal fuente de información.

Las páginas web no escapan al difícil momento económico que desde hace tiempo se sufre en el país. Y Dardo Lambert, periodista y director del portal Oeste BA, realizó un lúcido análisis sobre los retos que presenta este nuevo tiempo, también para los medios digitales.
Al respecto, el profesional comentó que “el contexto económico que atraviesa nuestro país afecta de manera directa o indirecta a casi la totalidad de la producción de bienes y servicios, entre ellos el informativo. Es conocida ya la noticia de cómo los medios gráficos tradicionales de nuestra región debieron iniciar este año con fuertes reestructuraciones y del mismo modo tales acciones se trasladan a los diferentes soportes informativos en los que el replanteo se convierte en imperativo”.  “Si bien la producción periodística digital no requiere la cantidad de insumos, personal y gastos que otros medios sí demandan -como el diario- la crisis y la contracción presupuestaria de las empresas locales limitan las campañas publicitarias. En síntesis, ante una crisis económica ampliada es difícil escapar a las generales de la ley”, afirmó.
Trenque Lauquen tiene aún ventajas comparativas. Fundamentalmente porque nos conocemos todos, los periodistas somos vecinos y porque los medios están al servicio de la comunidad, una puerta que todos pueden golpear para divulgar su
voz sin restricciones”
Cambios
Lambert señaló: “A las dificultades de tipo económicas que llegaron con el 2024, los medios de producción periodística digital debemos agregar las que se vienen profundizando cada vez con mayor énfasis en los últimos tiempos y que tienen que ver con un formato que lejos de pararse en el límite del abismo, sí parece que debe hacerle lugar a un nuevo tiempo que debería nacer rápidamente”. “Como en muchos aspectos de nuestras vidas, Trenque Lauquen aún tiene más tiempo y una luz de ventaja sobre el aspecto más corriente que pretendemos aquí esbozar y que tiene que ver con cómo los portales de noticias parecen arrastrados por la marea de internet. Si bien las webs informativas son un género en sí mismo, se nutren de las redes sociales para amplificar sus contenidos y como fuente de información. Se sabe que las aguas de la red hoy están en gran parte contaminadas de fake news, campañas de desprestigio, falta de respeto y carencia de lectura crítica, por lo que convivir en el mismo sitio termina muchas veces generando descrédito sobre la información”, dijo antes de agregar, en esta misma línea de análisis que “además, y a modo de autocrítica, no es fácil evitar la tentación de la popularidad y enfrentar el debate diario del ‘alcance o la profundidad’, es decir una nota pasatista y superficial capaz de cosechar cientos de likes y retuits, frente una propuesta editorial que intente generar el debate comunitario y repensar temas de la sociedad para mejorarlas que seguramente tendrá menos lecturas, ya que los cibernautas son más propensos a detenerse en temas que generan optimismo”.
En este sentido, indicó que “atravesar este río revuelto es de algún modo más fácil para los medios tradicionales que provienen de la era analógica porque ya tienen un nombre ganado, un rótulo de verdad e información y una oferta que ya es conocida de ante mano. Pero son estos los tiempos modernos, en los que la sociedad en su conjunto se encuentra debatiendo nuevas formas de vida y en la que viejos paradig-mas sociales y culturas están bajo cuestionamiento, una gran lupa que pone todo debajo para su análisis también al periodismo y la información”.
Por último, opinó que “Trenque Lauquen tiene aún ventajas comparativas”. “Fundamentalmente porque nos conocemos todos, los periodistas somos vecinos y porque los medios están al servicio de la comunidad, una puerta que todos pueden golpear para divulgar su voz sin restricciones”, destacó.