Adelanta su salida

Temas de mi ciudad

Pareciera que esta semana está decididamente dedicada al sol y su cambiante comportamiento. Ayer, en esta misma sección, se hizo referencia a las jornadas en las que la inmensa fuente de vida se mostró sin demasiadas ganas de aparecer, siempre oculta detrás de una espesa niebla.

Hoy, en cambio, se hará hincapié en cómo, muy de a poco, el sol comienza a decir presente algunos minutitos más temprano que hace unas dos semanas. Si bien se trata de un fenómeno natural que ocurre todos los años a partir del 21 de junio, no todos llegan a darse cuenta hasta bien iniciado agosto cuando los días ya son notoriamente más largos. Para el que quiera comprobarlo, sólo tiene que prestar atención y verá cómo, en cada cada jornada, la claridad se adelanta cada vez más. Eso sí, hay que levantarse temprano.